Viajaré a un país exótico, ¿me vacuno?

Vacunas y viajes

Imagen: David Blackwell

Si este año tu destino vacacional es un país lejano, tropical o en vías de desarrollo, puedes necesitar protegerte frente a enfermedades como el tifus, la malaria, la hepatitis A o la fiebre amarilla.

Para saber qué tipo de vacunas son las que más te convienen según la zona que vayas a visitar lo mejor es que acudas a un centro de vacunación internacional. Hazlo, como mínimo, entre seis y cuatro semanas antes de marcharte, porque algunas necesitan este tiempo para protegerte al máximo. Ten en cuenta que no todas son inyectables: algunas se administran en pastillas antes, durante y después del viaje, como ocurre con la de la malaria.

Información, recursos y herramientas

En la mayoría de casos no estás obligado a vacunarte, aunque la protección frente a trastornos como la fiebre amarilla o la meningitis meningocócica sí es obligatoria en algunos países. Si es tu caso, no olvides incluir en tu maleta junto con el resto de documentación de viaje el Certificado Internacional de Vacunación que te proporcionarán en el momento de vacunarte: pueden solicitártelo en el aeropuerto y negarte la entrada si no dispones de él. Ah, y si viajas con tu mascota recuerda que también puede requerir vacunarse.

Otra herramienta útil es el mapa interactivo de salud de la OMS para viajeros internacionales, que ofrece información muy visual sobre las áreas de riesgo de las principales enfermedades que pueden afectar a los extranjeros.

Cómo reducir aún más el riesgo

Aunque las posibilidades de contraer estas enfermedades se reducen notablemente con unas pautas de vacunación adecuadas, “las vacunas no protegen totalmente al 100% de los receptores”, advierten desde el Ministerio de Sanidad. Para disminuir aún más ese riesgo es importante conocer las siguientes medidas:

  • El agua, siempre embotellada. Si está en mal estado puede transmitir, a través suyo, enfermedades como el tifus o la hepatitis A.
  • Utiliza repelentes de insectos, que reducirán el riesgo de que el mosquito responsable de la transmisión de la malaria te pique. El Ministerio de Sanidad aconseja elegir los que contengan DEET, IR3535 o Icaridin. En las zonas más rurales también puede ser necesario el uso de una mosquitera por la noche.
  • Los animales también pueden ser el vehículo de transmisión de enfermedades como la rabia o algunas fiebres hemorrágicas. Evítalo no tocándolos, ya sean salvajes o domésticos.
  • Camina siempre calzado. En los suelos pantanosos de los lagos pueden vivir larvas capaces de penetrar en la piel y causar enfermedades.

Y una vez en casa…

Mareos, fiebre, dolor de cabeza o muscular… son algunos de los signos de alerta comunes que provocan las enfermedades tropicales. Si sientes alguno de estos síntomas hasta un año después del viaje acude al médico e infórmale de cuál fue tu destino vacacional: ten en cuenta que algunas de ellas no provocan síntomas hasta meses después de haberlas contraído.

Para ampliar un poco más las recomendaciones generales que deben seguirse en los viajes internacionales puedes ver estos consejos de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

¿Tienes más dudas relacionadas con las vacunas o otros aspectos médicos relacionados con tu próximo viaje? Recuerda que, si eres Socio Travel, tienes a tu disposición un Médico de guardia 24 horas para aclararlas.

No hay respuestas