Viajar en coche por Europa, ¿qué debo tener en cuenta?

Viajar por Europa¿Existe el mismo límite de velocidad para todos los países? ¿Y la misma tasa de alcoholemia? ¿Son obligatorias las luces diurnas en toda la UE? ¿Qué documentación debo llevar al emprender un viaje? Te damos recomendaciones para que tu viaje sea un éxito.

Planifica. No sólo la ruta por carretera, fija descansos cada dos horas, evita las comidas copiosas y prohíbete la ingesta de alcohol. Aquí te ampliamos más consejos que harán tu viaje más fácil.

Prepara la documentación: El permiso de conducción y el seguro del coche te permiten viajar por toda Europa, aunque este último puede limitar su cobertura a ciertos territorios, dependiendo de tu compañía aseguradora.

– Muchos países exigen un impuesto de circulación conocido como sistema de viñeta o vignette. Para viajar por sus carretas, deberás llevar la pegatina adherida al parabrisas. Los precios de la vignette varían de un país a otro (por ejemplo, en Suiza ronda los 40 francos suizos y en la República Checa es casi simbólico) y se puede adquirir por Internet o en las áreas de servicio fronterizas. Otros países, como España, continúan con el sistema convencional de peaje.

Familiarízate con las nuevas señales/indicaciones: En Alemania, Irlanda, Francia, Reino Unido, España, Países Bajos, Bélgica, Austria, Luxemburgo, Polonia, Portugal y Rumania, las autopistas están marcadas de color azul, mientras que en Italia, por ejemplo, son de color verde. ¡Tenlo en cuenta para no confundirte!

Infórmate: Sal de casa con información específica sobre la legislación vigente en el país que visitas, estado de las carreteras y la meteorología, sobre todo en los países nórdicos.

– ¡Recuerda el 112! Es el número de emergencias con vigencia en todos los países. Márcalo gratuitamente desde cualquier móvil o fijo. Si eres socio del RACC, recuerda que también cuentas con asistencia mecánica y sanitaria en tus viajes por Europa.

Información detallada sobre normativa de los diferentes países aquí.

¿Sabías que…?
– En algunas autopistas o tramos de autopista de Alemania no hay límite de velocidad, aunque hay numerosas señales que recomiendan no superar los 140 km/h, mientras que Noruega y Chipre registran el límite más bajo, con 100 km/h.

– La tasa de alcoholemia es semejante en todos los países, exceptuando Hungría, Rumania y Marruecos, obligando al conductor a marcar 0,0 en el alcoholímetro.

– En algunos países como Bélgica y Bulgaria es obligatorio incluir un extintor en nuestros vehículos. En el Reino Unido y Malta no es obligatorio llevar ni chaleco, ni triángulos.

Por Victòria Sánchez

No hay respuestas