Si vas a volar en avión, ten en cuenta que…

Es muy posible que este verano tomes uno o varios aviones para llegar a tu destino. Si es así, no está de más que tengas en cuenta estos 6 consejos clave para volar en avión. Te ayudarán a tener un desplazamiento de lo más placentero y sin contratiempos de última hora.

  1. Llega con suficiente tiempo al aeropuerto. Piensa que en verano todo está más colapsado, el garaje para dejar el coche, las colas para hacer el check in, la permanente espera para pasar el control policial… Si vas a tomar un viaje intercontinental, recuerda llegar a la terminal unas tres horas antes. Puedes apurar un poco más si el viaje es por Europa o dentro de la península ibérica.

volar en avión

  1. Lleva tu pasaporte en regla solemos despistarnos porque pensamos que caduca como el DNI, pero el pasaporte lo hace mucho antes). Si llegas a la terminal y de repente te das cuenta de que no está vigente, recuerda que en los principales aeropuertos pueden hacerte un pasaporte en el acto, pero siempre que llegues con tiempo. ¡Ya sabemos lo lenta que puede llegar a ser a veces la burocracia!
  1. Pasar al primer intento por el arco de seguridad… ¡es posible!, siempre y cuando elimines de tu indumentaria de viaje cinturones con hebillas metálicas, botas y botines, ropa con tachuelas y monedas en los bolsillos. De lo contrario, puedes llegar a hacer un desnudo semiprofesional ante las fuerzas del orden y del resto de viajeros.

  1. Prepara a conciencia tu bolsa de mano. Siempre surgen dudas acerca de lo que nos permiten llevar y lo que no. Recuerda que los líquidos deben ir en envases individuales que no sobrepasen los 100 ml. Debes empaquetar estos envases en una bolsa transparente de plástico con autocierre de no más de un litro de capacidad máxima (bolsa de unos 20 x 20 cm), para facilitar la inspección de estos productos en los controles de seguridad. Y recuerda que en el control del aeropuerto debes dejar a la vista la bolsa transparente que contiene los envases.
  1. Equípate para volar en avión cómodamente. Llena tu bolsa de cosas útiles para distraerte y hacer más confortable el vuelo: un buen libro, la guía de viaje del lugar adonde te diriges, algo para comer por si tienes un repentino ataque de hambre y, sin duda, un buen jersey si eres de los que se congelan en los aviones. Además, una almohada para el cuello te será muy útil para dormir en los vuelos intercontinentales y no llegar con alguna contractura.
  1. Ten en cuenta el peso de tu equipaje. Últimamente las compañías aéreas han endurecido sus políticas en cuanto al peso máximo que cada pasajero puede facturar. Las empresas ofrecen esta información en el momento de comprar los billetes, por lo que no está de más saber cuánto pesa nuestra maleta para evitar pagar un cuantioso sobrecoste por ella. Además, piensa que nuestras maletas acostumbran a pesar más a la vuelta, a medida que las vamos llenando de compras y recuerdos para toda la familia.

Si tienes todo esto en cuenta, te asegurarás que volar en avión sea el preludio y la conclusión de unas vacaciones perfectas. ¡Buen viaje!