Recorre el mundo en tren

viajar en tren

Glacier Express (Suiza). Foto: marfis75.

Movernos en tren nos brinda una magnífica oportunidad de descubrir los paisajes de los lugares que atravesamos, conocer a otros viajeros y visitar varios países de una manera cómoda y fácil, pues las estaciones están casi siempre en el centro de las ciudades y podemos apurar más nuestra estancia al no tener que superar tantos controles de seguridad como en los aeropuertos.

Consejos para disfrutar de tu ruta en tren

Tu viaje puede ser una experiencia de lo más placentera y descansada si tienes en cuenta algunas consideraciones:

  • Si vas a permanecer solo uno o dos días en cada parada de tu ruta, es preferible que elijas un hotel que esté cerca de la estación, así podrás dejar el equipaje rápidamente y aprovechar mejor el tiempo que pases en ese lugar.
  • Una opción recomendable si tienes un presupuesto muy ajustado y no quieres dejar de visitar nada, es decantarte por trenes coche-cama. Ganarás tiempo y ahorrarás algo de dinero.
  • Intenta viajar con el mínimo equipaje posible y que este resulte cómodo de manejar, tu espalda se resentirá menos, pues de lo contrario puede llegar a amargarte un poco el viaje. En este sentido, una buena idea es llevar ropa técnica que se pueda lavar y secar en el mismo día. Con ello reducirás considerablemente el tamaño de tu maleta.
  • Cuando viajes en tren recuerda llevar además de la maleta o mochila grande, otra bolsa más pequeña para guardar los objetos de valor y la documentación. Así podrás ir al baño o a la cafetería del tren sin tener que cargar con todo el equipaje.
  • Etiqueta todos los bultos para evitar confusiones con otros pasajeros en el momento de salir del tren. Ten en cuenta también que en Europa una mochila sin identificar puede ser considerada un paquete peligroso, pudiendo ser retirado si no lleva identificación.
  • Si vas a viajar por Europa, comprueba la documentación que necesitas para entrar a cada país que no pertenezca a la UE.

A la hora de comprar los billetes

Viajar en tren te permite improvisar, no obstante, si viajas en agosto no arriesgues demasiado porque puedes quedarte sin asiento. Además, como sucede con los billetes de avión, cuanto antes compres tu plaza, más económico te saldrá. También tienes la opción de adquirir el InterRail Global Pass, que ofrece la posibilidad de visitar varios países en un tiempo determinado pudiendo elegir entre 5 días como mínimo y 30 días como máximo); el InterRail para un único país de la Unión Europea, o el Balkan Flexipass, un billete combinado de tren que permite usar durante un mes los ferrocarriles de Grecia, Turquía, Bulgaria, Rumanía, Serbia, Montenegro y Macedonia. Es una alternativa mucho más económica que los pases InterRail para viajar por esta zona de Europa.

Algunos trenes con mucho que ofrecer

Son muchas las rutas que se pueden hacer, pero te recomendamos algunas muy completas y no muy lejos de casa.

El Expreso de la Robla: Es un tren de época con todas las comodidades del siglo XXI a precios muy razonables. Ofrece tres itinerarios por el norte de España, de Bilbao a León, de Gijón a Santiago de Compostela por la costa cantábrica o de Gijón a Ribadeo (Lugo).

El Glacier Express (Suiza): Este tren panorámico recorre el corazón de los Alpes suizos, es decir de Zermatt hasta St. Moritz ofreciendo vistas extraordinarias de los paisajes glaciares más representativos de Suiza. Se puede hacer una ruta de tres días que incluye dormir en las ciudades de inicio y final de destino a unos precios muy ajustados.

El expreso del Danubio: Una opción para bolsillos algo más abultados, es el recorrido de 10 días que ofrece este tren y que comienza en Turquía (Estambul) y recorre toda Europa Central (Bulgaria, Rumanía –con Transilvania-, Hungría (Budapest), Austria (Viena), Eslovaquia (Bratislava), Polonia (Cracovia) y República Checa (Praga). El circuito en tren incluye excursiones en cada una de las paradas. También ofrece rutas de menor duración.

¿Sabías que solo por ser joven y socio del RACC tienes descuentos especiales en viajes? ¡No te los pierdas! Y no solo descuentos, sino que también tienes asistencia personal en tus viajes: si durante un viaje pierdes el pasaporte, necesitas un medicamento o no encuentras el equipaje, te ayudamos.