Las casas más terroríficas del cine. ¿Sabrías dónde encontrarlas?

¿Te van las emociones fuertes? ¿Serías capaz de viajar a un lugar recóndito sólo para revivir la experiencia de los protagonistas de algunas de las películas más escalofriantes de la historia del cine? ¡Este es tu post! Te desvelamos la ubicación de algunas de las casas que, sin duda, también ocupan un lugar en nuestra memoria colectiva, justo en la calle del miedo. Aquí las tienes.

PsicosisPsicosis (Alfred Hitchcock, 1960). La morada del Norman Bates fue construida adhoc para rodar la película. ¿Te atreverías a pisar su ducha? Pues deberías ir a los Universal Studios, en los Ángeles, donde es uno de los principales atractivos turísticos.

La semilla del diabloLa semilla del diablo (Roman Polanski, 1968). El apartamento donde Mia Farrow se sentía acorralada por los adoradores del diablo, simulaba estar ubicado en el edificio Dakota, en Manhattan, Nueva York, donde se rodaron los exteriores con más de un contratiempo. Lamentablemente este edificio es más conocido porque al pie del mismo asesinaron a John Lennon el 8 de diciembre de 1980.

El exorcistaEl exorcista (William Friedkin, 1973). La universidad de Georgetown (al oeste de Washington) no sólo acoge el recinto educativo católico más antigo de Norteamérica, sino también la casa donde intentaban liberar a Regan MacNeil de la posesión demoníaca. Podrás ver las escaleras donde acaba muriendo el padre Karras. Sin embargo, no podrás intentar bajar las escaleras del interior al estilo “niña del exorcista”, puesto las escenas de interior se realizaron en unos estudios de Nueva York.

La matanza de TexasLa matanza de texas (Tobe Hooper, 1974). El rodaje de la película se realizó en las afueras de Austin (Texas), localidad donde nació el director. La casa fue alquilada para el rodaje con sus habitantes dentro. En 1998, se desmanteló, se recolocó en KingsLand (Texas) y se convirtió en un restaurante que actualmente se llama Gran Central Café.

PoltergeistPoltergeist (Tobe Hooper / Steven Spielberg, 1982). No sabemos si está encima de un cementerio indio o no, pero esta casa existe y está en un barrio residencial de Simi Valley (California). Al parecer, la osada familia que la compró una vez terminado el rodaje, sigue viviendo allí hoy día.

Los otrosLos otros (Alejando Amenábar, 2001). La casa en la que se confundían los vivos con los muertos es el Palacio de los Hornillos, situado en Las Fraguas (Cantabria). Antes de encontrarla, el equipo de la película visitó más de 100 mansiones inglesas. Y, aunque parezca mentira, la mayoría de escenas de niebla fueron montadas por ordenador.

¿Te has decidido y quieres viajar a uno de estos destinos? Te lo ponemos fácil con el Servicio de Agencia de Viajes del RACC.

Y para que pases un poco menos de miedo, recuerda que si eres Socio Travel podrás disfrutar de total tranquilidad en tus viajes.