El botiquín de viaje que no debe faltar en tu coche

Triángulos de señalización y un chaleco reflectante. Son los elementos que debes llevar en el coche por ley. Pero hay otros, como un botiquín de viaje, que aunque no son obligatorios sí son muy recomendables.

Tener a mano productos básicos para hacer curas puede ser de gran utilidad en caso de sufrir o presenciar un accidente de tráfico, y también ante pequeños cortes, heridas o trastornos leves de salud.

¿Qué debe incluir tu kit de primeros auxilios?

Te recomendamos que le eches un vistazo a la normativa DIN 13164, que propone llevar esparadrapo, compresas, guantes, tijeras, apósitos, vendas y una manta térmica en el botiquín del coche. La caja o maletín debe ser de plástico resistente a los golpes. Pregunta en tu farmacia habitual si disponen de botiquines que cumplan con la normativa.

Además de estos productos, tanto desde la Dirección General de Tráfico (DGT) como desde el Ministerio de Sanidad sugieren llevar analgésicos de uso común (como el paracetamol) y antisépticos para desinfectar heridas. Un termómetro, unas pinzas y un producto para tratar las picaduras de insectos pueden irte bien. La Cruz Roja aconseja incluir en el botiquín del coche, también, pastillas contra el mareo.

Y, por supuesto, si en el vehículo viajan personas con trastornos para los que necesitan medicación, se deben incluir en el botiquín junto al prospecto y la forma de uso. También puede ser útil añadir una lista con el grupo sanguíneo tanto del conductor como de los acompañantes habituales.

Éste vídeo de la Fundació Hospital de nens de Barcelona es una muy buena orientación a la hora de preparar el botiquín de viaje, en este caso se centra especialmente en los viajes con niños.

Además, para evitar sustos ante un percance de salud mientras viajas te recomendamos contratar un servicio de asistencia sanitaria urgente 24h, como el que ofrece el RACC.

No hay respuestas