¿Cómo cuidar la batería de la moto?

Más del 50 % de las averías de las motos las producen las baterías, y así lo ratifican las estadísticas de los servicios de Asistencia del RACC, tal y como se explicó en RACC Magazine de septiembre de 2014. Por eso, un buen mantenimiento es fundamental para evitar quedarnos en el camino en el momento menos oportuno. Muchos acumuladores eléctricos de las motocicletas que se venden actualmente ya son sin mantenimiento, pero todavía circulan una mayoría que lo necesitan. Cuidar la batería de la moto se convierte en una tarea indispensable.

Averías moto batería

Por ello, presentamos consejos fáciles y prácticos para alargar al máximo la vida de la batería de la moto.

Las baterías empiezan a fallar al cabo de un año o año y medio aproximadamente, aunque su vida útil real puede ser de hasta 4 años. Cuando ponemos la moto en marcha y el motor de arranque funciona con menos energía de lo normal, o bien vemos que las luces tienen un color más tenue que habitualmente, deberíamos plantearnos seriamente la reposición del acumulador. Probablemente, y sin saberlo, hemos ayudado a crear esta situación y nos podríamos haber ahorrado unos euros si hubiéramos empleado ciertos trucos para alargarle la vida.

Cuando la moto está parada unos días

Si no es el vehículo principal, o en determinadas épocas del año (invierno o cuando llueve) es probable que la moto se quede parada durante unos días. En ese caso es muy recomendable desconectar los cables de la batería. Hay quien incluso aconseja desmontarla, pero si no disponemos de suficientes conocimientos, mejor no hacerlo.

El motivo principal para desconectar los cables (o desmontarla) es la sulfatación. Si nuestra motocicleta pasa demasiado tiempo sin funcionar, aparte de la descarga eléctrica, los ácidos diluidos en agua de la batería reaccionan y acaban causando desperfectos. Hay quien opta por desconectar siempre los cables, no solo para evitar la sulfatación, sino también como una medida de seguridad para evitar que le puedan hacer el puente. Sea como sea, si tenemos fácil acceso a este componente en nuestra moto, sería conveniente tomar la costumbre de desconectar los cables cuanto más mejor.

batería de la moto

Es muy aconsejable también ir comprobando periódicamente el nivel de voltaje de la batería con un simple voltímetro, que podemos encontrar en cualquier superficie comercial con sección de mecánica. Si este nivel está entre los 12,8 V y los 12,3 V, estamos en la franja correcta. Pero si baja de este voltaje deberíamos recargarla cuanto antes. Para evitar estos problemas, y alargar al máximo la vida de la batería, sería adecuado arrancar la moto a diario, aunque solo sea unos pocos minutos, evitando así la prematura “muerte” de nuestra batería.

El mantenimiento y la limpieza deben ser primordiales. Es muy importante, por ejemplo, tener limpia la unión entre los polos y los conectores eléctricos de la batería. Para ello debemos limpiar los excesos de sulfato que se hayan podido expulsar o cualquier otra suciedad presente. Para hacerlo podemos usar simple agua del grifo con bicarbonato. Una vez acabado el proceso es muy importante secar a fondo los posibles restos de agua para evitar contratiempos. Lógicamente, si no estamos seguros de cómo realizar una operación mecánica, debemos evitar hacerla. En cualquier caso, debemos repasar primero el libro de especificaciones técnicas y comprobar si esta operación se puede o no llevar a cabo, por si la batería no necesita mantenimiento.

Pequeños hábitos que ayudan a alargar la vida de la batería de la moto

Hay otras medidas, más pasivas, que nos pueden ayudar a alargar la vida de la batería. Por ejemplo, si estamos maniobrando con la moto parada, seria conveniente tener la llave en la posición de desbloqueo y no en la de contacto. O si nuestra moto tiene un piloto para el control de los faros, sería bueno apagar la luz cada vez que paremos el motor y mantenerlas apagadas cuando arranquemos. Estos consejos son especialmente importantes para los que posean una escúter. Las escúteres no pueden arrancar empujándolas cuesta abajo, por lo tanto, es todavía más recomendable hacer una revisión periódica del estado de la batería.

En conclusión, si cambiamos ciertos hábitos, controlamos el voltaje, hacemos revisiones periódicas y ponemos en marcha la moto a diario, si podemos, nos evitaremos sorpresas desagradables. Si se cuida bien la batería de la moto podemos alargar su vida aproximadamente dos años. También reduciremos sensiblemente la posibilidad de quedarnos tirados, ya que, como hemos dicho, más del 50% de la averías de moto están relacionadas directamente con las baterías.

En cualquier caso, siempre te vendrá bien tener un buen seguro de moto que te ayude ante cualquier percance, ya sea un accidente o una avería, como el seguro de moto del RACC.