Hijos solos en casa en vacaciones. ¿Qué precauciones seguir?

Lo tenéis decidido: este año os vais de viaje sin vuestro hijo adolescente. Él no está precisamente entusiasmado con la idea de acompañaros, y vosotros consideráis que ya es lo suficientemente mayor para quedarse unos días solo en casa en vacaciones.

Hijos solos en casa en vacaciones

Pero pese a que sabéis que es bueno que a medida que van creciendo los hijos asuman responsabilidades y autonomía, no podéis evitar ciertos nervios e incertidumbre ante la idea de dejar a un jovencito a cargo de la casa. Las siguientes medidas os ayudarán a emprender el viaje más tranquilos.

  • Déjale apuntado el nombre y número de teléfono del hotel en el que vais a pasar las vacaciones. Hoy en día nos podemos localizar fácilmente mediante los móviles, pero no está de más que pueda hacerlo de otra forma. Asegúrate también de que tiene los números de teléfono de abuelos, tíos, amigos y vecinos de confianza por si tiene algún imprevisto y necesita la ayuda de un adulto que esté cerca del domicilio. Además de guardarlo en su móvil, pegar la lista en la nevera es una buena idea.
  • Recuérdale que, ante una situación grave de emergencia (por ejemplo, si entran a robar en casa) debe llamar al 112. Si cuentas con un servicio de asistencia urgente en el hogar, como el que ofrece Nexdom, coméntale cómo pueden ayudarle y déjale también el teléfono al que debe llamar por si necesita hacerlo.
  • Asegúrate de que sabe dónde está el botiquín y revísalo antes de marcharte, para que tu hijo disponga de todo lo necesario en caso de hacerse una pequeña herida o corte.
  • Si alguien desconocido llama por teléfono, déjale claro que no debe comentarle que está solo en casa. Recuérdale también que abrirle la puerta a alguien que no conoce puede ser peligroso.
  • Habla con él sobre la responsabilidad que implica quedarse solo en casa y, si va a invitar a amigos, déjale claro que es importante que no se salte las normas de convivencia habituales (no poner la música muy alta, respetar el descanso de los vecinos...). Ponerle ejemplos que le afecten, como preguntarle qué pasaría si en época de exámenes los vecinos no dejaran de hacer ruido, puede ayudarte a que tome más conciencia al respecto.

La confianza mutua será el mejor aliado en estos casos. Estad en contacto durante los días de vacaciones, ¡seguro que todo va sobre ruedas!