Todo lo que hay que saber antes de contratar el mejor seguro de salud

seguro salud racc

La salud es lo más importante. Decirlo es una obviedad. Por eso, además de cuidarla día a día, es bueno tener una póliza que garantice tener al alcance la asistencia más apropiada cuando surja cualquier imprevisto.

A raíz de la covid-19, muchas personas se han planteado complementar el seguro que ofrece la sanidad pública. Repasamos qué debe incluir un buen seguro médico partiendo de tres premisas básicas: debe ofrecer modalidades flexibles, disponer de un amplio cuadro médico y proporcionar las autorizaciones sin trámites.

 ¿Qué ofrece el seguro de salud?

Un seguro de salud proporciona cobertura sanitaria y asistencial al titular de la póliza y a los beneficiarios asignados. El seguro de salud del RACC cuenta con un cuadro facultativo muy amplio con todos los servicios médicos, especialistas y medios de diagnóstico. También incluye medicina primaria y asistencia médica ambulatoria de alta calidad, así como medicina hospitalaria y todo tipo de urgencias médicas.

¿Qué otras eventualidades incluye un seguro de salud?

Según la póliza contratada, puede incluir hospitalización ilimitada (incluso en la UCI/UVI), medios de diagnóstico de alta tecnología y métodos terapéuticos innovadores, así como prótesis ilimitadas, trasplantes de córnea, cualquier urgencia y sesiones de rehabilitación. También puede contemplar ayuda en la convalecencia y una indemnización en caso de hospitalización en la sanidad pública. Si se contrata adicionalmente, el seguro de salud puede incluir asimismo la cobertura dental. El RACC también ofrece servicios de orientación y atención médica las 24 horas todos los días del año.

¿Quién necesita contratar este tipo de póliza?

Un seguro de salud puede ser útil a todas aquellas personas que deseen disponer de libre elección de centro médico y de especialista, así como complementar el seguro que ofrece la sanidad pública y, de este modo, evitar largas listas de espera tanto en visitas médicas como en cirugías.

¿Es necesario someterse a un reconocimiento médico antes de contratar un seguro de salud? Las compañías aseguradoras pueden pedir una verificación del estado de salud de la persona que desee contratar la póliza a través de un reconocimiento médico o mediante un cuestionario que incluya las enfermedades sufridas anteriormente o en el momento de subscribir el seguro.

seguro salud racc

¿Qué es el copago?

El copago es un importe que se abona adicionalmente a la prima para hacer uso de los servicios que incluye el seguro de salud. Hay seguros que proponen copago y otros que no. Este importe varía según cuáles sean las primas que tiene en cuenta el seguro que se ha contratado.

¿Qué implica un período de carencia?

Es el plazo de tiempo durante el cual determinados servicios de la póliza contratada todavía no están activos y, por lo tanto, el asegurado no los puede utilizar. Este período de carencia no se aplica en casos de emergencias vitales.

¿Qué es una garantía de reembolso?

Si la persona asegurada opta por un médico que no figura en el cuadro de la compañía aseguradora, deberá abonarle la consulta, pero, a través de esta garantía, la compañía le reembolsará el importe abonado, ya sea de manera parcial o total, según conste en su póliza. En el RACC, el seguro Complet Medic Plus incluye esta garantía de reembolso fuera del cuadro médico para pediatría y ginecología, mientras que con la Universal Medic se hace cargo del reembolso del 90% de los gastos médicos fuera del cuadro médico en el Estado español y del 80% si dichos gastos son en el extranjero.

¿Cuál es el importe medio de un seguro?

Dependerá de todos los servicios que incluya este tipo de póliza, de acuerdo con las necesidades de la persona asegurada y de otros factores, como, por ejemplo, la edad que tenga o el estilo de vida que lleve. En el caso del RACC, un seguro de salud completo puede costar a partir de 35,50€ al mes por cada asegurado.

¿El seguro de salud incluye tratamientos de salud alternativos?

Algunas pólizas de salud incluyen sesiones de fisioterapia, psicología y podología. Y también, en algunos casos, la persona asegurada puede ser beneficiaria de tratamientos más especializados, como, por ejemplo, la acupuntura, la homeopatía, la osteopatía y la reflexología, que, en muchos casos, suponen un complemento menos agresivo respecto de otras terapias.

¿Qué pasa si me tienen que hospitalizar o intervenir y no hago uso del seguro privado?

En determinadas modalidades de seguro privado, en caso de que no se use este y se recurra a la sanidad pública, la compañía indemnizará al asegurado en función del tipo de enfermedad o intervención. Por hospitalización, por ejemplo, se puede llegar a cobrar hasta 150€ diarios.

¿Tendré que hacer muchos trámites cada vez?

Las visitas las puede concertar el asegurado directamente con el especialista sin pasar por el médico de medicina general. Además, en caso de necesitar pruebas diagnósticas, será el centro el que se encargará de tramitar las autorizaciones y otros requerimientos administrativos.

¿Cuál es el alcance territorial?

Muchas pólizas de salud son de alcance nacional e internacional. Por eso, en algunos casos contemplan posibilidades como el servicio de asistencia en viaje en el extranjero y un segundo diagnóstico internacional en caso de que cualquier eventualidad afecte a la persona asegurada mientras está lejos de casa.

¿Qué son los planes de prevención?

Determinadas pólizas incluyen planes de prevención y de diagnóstico precoz que son muy útiles en caso de que existan antecedentes familiares con la posibilidad de desarrollar enfermedades como el cáncer. En estos casos, comprenden la realización de pruebas periódicas para detectar de manera avanzada posibles complicaciones de salud. Estos planes de prevención se pueden complementar con asesores médicos especializados.

Con el seguro, ¿puedo obtener beneficios fiscales?

Disponer de un seguro de salud permite una desgravación fiscal de 500€/persona/año del IRPF a empresarios y autónomos y una exención fiscal de 500€/persona/año del IRPF para trabajadores que dispongan de pólizas colectivas de salud.

No busques más excusas para no decidir contratar un seguro de salud

  • Ya tengo sanidad pública: Un seguro médico privado es un buen complemento al público, ya que proporciona una asistencia cómoda, rápida y eficaz sin largas listas de espera.
  • Todavía soy joven: La edad es un factor clave a la hora de contratar un seguro de salud. Optar por un seguro de salud cuando se es joven (entre 20 y 35 años) permite ahorrar a largo plazo.
  • Disfruto de buena salud: Justamente, el seguro médico privado ofrece la posibilidad de concertar visitas médicas anuales de seguimiento (oftalmología, ginecología, etc.) cuando te vaya bien y sin esperas.
  • No cubre las pandemias: Con la llegada de la covid-19, algunas aseguradoras han decidido ofrecer asistencia médica a sus clientes aunque en las condiciones generales contratadas estuviera excluida.
  • No sé si podré elegir un médico de confianza: Pedir cita directamente con un especialista es una de las ventajas mejor valoradas de la sanidad privada.
  • Solo me atenderán si es en mi país: La mayoría de las pólizas de salud te permiten ser atendido independientemente del lugar donde estés, ya que las aseguradoras tienen convenios con centros internacionales.
  • Desconozco si me cubren las intervenciones: Una de las coberturas más importantes de los seguros de salud son las pruebas diagnósticas y las intervenciones quirúrgicas, estas últimas asociadas a períodos de carencia.
  • Un seguro de salud es caro: El seguro de salud puede costar cada mes aproximadamente lo mismo que salir una noche a cenar. ¡Compruébalo!

 

Fuente: Revista RACCpor Judit Monclús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *