¡Deslizantes carreras sobre la nieve!

Conducir sobre superficies deslizantes en el mundo de la competición requiere una técnica muy especial de control sobre la dirección y la aceleración, sin tocar el freno. Saber cómo balancear el coche para aprovechar su inercia para colocarlo en la salida de la curva y acelerar.

Para circular sobre nieve se utilizan unos neumáticos que tienen la banda de rodadura más estrecha que los habituales en los turismos, con la posibilidad además de llevar los llamados “clavos”, pequeñas puntas metálicas que permiten que el neumático se clave en el hielo. El número de clavos varía en función del diseño del dibujo.

En el mundo de los rallys las citas que tradicionalmente son de fondo blanco son el rally de Suecia y el de Monte-Carlo. La anécdota fue para el rally de Suecia en 1990 suspendido por ausencia de nieve, pero normalmente sus tramos son como pistas de esquí, endiabladamente rápidas y deslizantes.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=mB3CjG9t8BI]

El Monte-Carlo también ha visto la nieve sobre sus tramos, algunas veces con fuerza y otras con tramos más secos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Q2wj-i9mINw]

Como competición singular sobre nieve y hielo están la G-Series, en el circuito de hielo del Pas de la Casa, en Andorra, donde compiten pilotos profesionales y amateurs sobre coches con tracción total y dirección a las cuatro ruedas.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=4RPbfF8qViE]

Seguramente, a lo largo de este invierno, tú también tendrás que lidiar con la nieve. Ten en cuenta las recomendaciones de este artículo para circular sobre nieve y, si quieres mejorar tu pericia, recuerda que ponemos a tu alcance nuestros cursos de conducción segura.

Por Jordi Mateu