Carlos Sainz no para de hacer historia

A sus 58 años, Carlos Sainz,  sigue agrandando su espectacular palmarés. Es reconocido por sus títulos, pero también porque marcó un antes y un después en la manera de entender el mundo de los rallies, profesionalizándolo y poniendo las bases de lo que son los equipos oficiales y de lo que significa este deporte en la actualidad.

“SIEMPRE HE TRABAJADO CON ILUSIÓN PARA BUSCAR LAS OPORTUNIDADES QUE LA VIDA TE PRESENTA”

Carlos Sainz, Foto: AP

¿Se puede decir que estás disfrutando de una segunda juventud deportiva?

No lo sé, si es una segunda juventud deportiva. Desde luego, se puede decir que después del Mundial de Rallies ha habido una reinvención hacia el Dakar y ahora me siento competitivo, y esto está durando más de lo que en un inicio hubiera pensado. Este año está siendo muy bueno, el Dakar es de las pocas competiciones automovilísticas que se han podido desarrollar antes del coronavirus y, en este sentido, tuvimos la suerte de correrlo normalmente y de poderlo ganar a los 57 años. ¡Y aquí estamos todavía!

Tus éxitos en el Motor Sport son impresionantes: bicampeón del mundo de rallies, cuatro subcampeonatos del mundo, tres victorias en el Dakar, reconocimientos internacionales. Y este año, además de este triunfo contundente en el Dakar, has sido elegido mejor piloto de la historia en el Mundial de Rallies, Premio Princesa de Asturias de los Deportes, y tu hijo Carlos ficha por Ferrari. ¿Qué más se puede pedir a estas alturas?

Bueno, yo nunca he pedido más, y menos lo voy a pedir este año tan difícil. Lo que he tratado siempre es de aprovechar las oportunidades, trabajar con ilusión y con ganas para buscar esas oportunidades que la vida te presenta. En este sentido, este año las cosas han salido bien, el Dakar fue genial, y es un orgullo y una satisfacción tener el Premio Princesa de Asturias. Evidentemente, el fichaje de Carlos por Ferrari es una buena noticia para toda la familia y para el mundo del motor. Firmar con una marca referente en la Fórmula 1 como es Ferrari es un paso muy importante y esperemos que nos pueda dar grandes satisfacciones.

Muchos pilotos llegan a la élite del Motor Sport por tradición familiar, pero ese no ha sido vuestro caso. ¿Cómo empezó Carlos Sainz con la afición a los rallies?

En casa. De pequeño mi hermana conocía a Juan Carlos Oñoro, que en aquel entonces era piloto oficial de Chrysler. Mi hermano Antonio era un gran aficionado a los rallies y así es como con 11 o 12 años el mundo de los rallies entró en casa. La afición fue en aumento. Al cumplir 18 años con la ilusión de empezar a correr, Juanjo Lacalle, que ha estado y sigue a mi lado desde aquel entonces, me prometió que mi primer rally lo haría de copiloto conmigo, y así empezó un poco nuestra andadura. A partir de ese momento llegó la Copa Panda, la Copa Renault, el Campeonato de España de Rallies, y así poco a poco hasta llegar al Mundial. La afición empezó entonces, con 10 u 11 años, por los motivos que he comentado: la llegada de Oñoro a casa y la amistad con Juanjo, que, digamos, me abrió las puertas al mundo de los rallies.

¿Hay alguien que sientas que ha sido especial por encima de todo en tu carrera deportiva?

Yo creo que una persona que ha estado toda la vida conmigo como es Juanjo Lacalle. Fue mi primer copiloto y quien más me introdujo al mundo de los rallies, y de hecho sigue conmigo hoy. Si tengo que decir a alguien, sin duda es él. Pero también ha habido mucha más gente apoyándome por el camino que me han ayudado mucho, desde jefes de equipos, ingenieros y mecánicos hasta, por supuesto, copilotos, Luis Moya en especial, Antonio Boto, Lucas Cruz, Marc Martí y mucha otra gente que podría nombrar y que han sido muy importantes en este largo camino.

Rally Dakar 2019, Foto: Flavien Duhamel, Red Bull

A pesar de tu talento natural para pilotar, uno de tus secretos es la perfección en todos y cada uno de los detalles que rodean el objetivo que te marcas. ¿Es la base de tus triunfos, el perfeccionismo?

Yo creo que el trabajo y la disciplina en el deportista lo son todo. Hoy en día pensar que un deportista va a llegar a algo sin estas cualidades lo veo muy complicado. Quizás cuando llegué yo al Mundial de Rallies no había tanto esa filosofía de trabajo, de puesta a punto. A mí siempre me ha gustado mucho hablar con los ingenieros, entender todo el coche, y siempre he tratado de trabajar muy de la mano de los ingenieros para conseguir tener el mejor coche posible y mejorarlo al máximo, para luego durante la carrera tener que correr menos y poder ganar. Sí es cierto que con la experiencia he ido adquiriendo conocimientos y esas nociones que cada día me han ido ayudando a conseguir mejores coches y más competitivos.

¿Cuál es el secreto para seguir en plena forma, seguir ganando títulos y sacar motivación después de tantos años en activo?

Probablemente sea la pasión, lo que me gustan las carreras, mantenerme bien físicamente, pero en especial la pasión por lo que hago. La motivación, cuantos más años cumples más cuesta encontrarla y más tienes que prepararte para luchar con gente más joven. Pero esto también es otra motivación. Mientras el cuerpo aguante y me sienta competitivo, trataré de estar aquí.

Sin duda lo que más ha marcado tu vida deportiva son los rallies. ¿Cómo ves el futuro de la especialidad?

El futuro de los rallies, al igual que el futuro del deporte en general, se ve afectado de lleno por el coronavirus. Se trata de una megacrisis que afecta a todo el mundo, por lo que creo que habrá que ir tratando de pasar los días, buscar la famosa vacuna y poco a poco ir volviendo a la normalidad. Intentar pasar esta situación de la mejor manera posible y con las menores consecuencias posibles, físicas, por supuesto, pero también económicas, lo cual no va a ser fácil.

Tu hijo Carlos está en un gran momento en la Fórmula 1, han llegado ya los éxitos y cada día está más cerca de pelear por ganar carreras. ¿Cómo lo ves esta temporada?

Una temporada complicada, igual que en el resto del mundo del deporte. Ahora debe centrarse en McLaren, tratar de conseguir los mejores resultados con ellos en este año tan atípico, y a partir de ahí, cuando llegue el momento, tratar de ayudar a Ferrari lo máximo posible. Ferrari está teniendo un año complicado, esperemos que pueda recuperarse y volver a tener un coche competitivo el año que viene. Hay que tener confianza.

Carlos Sainz, Padre e Hijo

¿Ves a Carlos campeón del mundo de Fórmula 1?

Él es el que tiene que decirlo y conseguirlo. Yo, desde luego, sé que tiene potencial para hacerlo, tiene mucho camino y mucho trabajo por delante y tiene que seguir picando piedra.

¿Te sentirías más realizado si Carlos lograra más éxitos que tú?

Yo tengo que pensar en mí. Él tiene su vida deportiva, y desde luego como padre sería un orgullo que consiguiese lo máximo. Esos han de ser sus objetivos, no los míos.

¿Qué ha significado para ti el RACC, cómo te ha ayudado en tu trayectoria deportiva?

Llevo de Piloto RACC muchos años y también he sido miembro de la Junta Directiva, todo en gran medida gracias a mi gran amigo Sebastià Salvadó, con el que tuvimos infinidad de situaciones afines y con el que conjuntamente conseguimos traer el Mundial de Rallies a España, a Cataluña. La verdad es que en el RACC me he sentido siempre a gusto, muy cómodo, es un club donde el deporte está por encima de muchas cosas, un club superprofesional. He estado en infinidad de proyectos con ellos, y ahora lo hago con el presidente actual, Josep Mateu, y con Aman Barfull, director deportivo. Ojalá hubiese muchos RACC, mucha gente que pensase y ayudase tanto al mundo del deporte como ellos.

Eres uno de los Pilotos RACC que ha alcanzado un gran reconocimiento; ¿cuáles crees que son los valores a los que debería aspirar cualquier Piloto RACC?

El RACC, para mí, es sinónimo de profesionalidad y rectitud en todos los atributos que un deportista ha de tener, porque el Club los tiene. Es un club que está muy cerca del deportista. No solo apoya a los grandes pilotos, sino también a la base del deporte y a jóvenes promesas como con el Volant RACC y los campeonatos de iniciación, y en todos los campos, coches y motos. Ser Piloto RACC son estos valores. Ser Piloto RACC es un orgullo para mí y tendría que serlo para todos los pilotos.

Entrevista de Jordi Lopez, en la Revista RACC de Octubre 2020
Comentarios
  1. Carlos Sainz un grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *