Tu forma de aparcar el coche dice mucho de ti

Imagínate la siguiente situación: entras en el parking de un centro comercial, hay bastantes plazas libres y te dispones a aparcar el coche. ¿Dónde lo harías? ¿Justo al lado de una columna? ¿Entre coche y coche? ¿En una plaza sin vehículos cerca? Piensa que tu forma de aparcar el coche puede revelar rasgos de tu personalidad.

personalidad y conducción

© Rapid Psycher Press

La imagen que ilustra este post, tomada del blog de Sergio Delgado, estudiante de psicología y emprendedor uruguayo, refleja muy bien lo que acabamos de comentar.

En ella se relacionan diferentes formas de aparcar con algunos rasgos que definen los principales trastornos de la personalidad. Sin llegar a este extremo, es cierto que nuestra manera de estacionar puede darnos pistas de cómo somos y cómo nos comportamos con los demás.

¿Perfeccionista o dependiente?

Así, si aparcas el coche procurando que quede perfectamente alineado y centrado entre las marcas que delimitan la plaza de parking (como plasma el vehículo 8 de la imagen), seguramente serás una persona perfeccionista, amante del orden y que se siente cómoda siguiendo las normas establecidas. Nada que ver con los coches 6 y 4, a cuyos dueños no les importa demasiado perjudicar a otro conductor con su estacionamiento incorrecto, lo que releva un comportamiento algo egocéntrico.

En cambio, si decides aparcar el coche en uno de los laterales del aparcamiento, lejos del centro (como el vehículo 9), probablemente no te gusta llamar la atención y prefieres pasar desapercibido. Justo lo contrario de la forma de aparcar reflejada en el coche 7, cuyo conductor ha decidido dejarlo en el centro del parking.

Otra opción sería aparcar al lado de otro coche (como muestra el caso 3), pese a haber otras plazas vacías. ¿Qué puede indicar esto? Que te sientes cómodo y protegido entre tus iguales. El conductor del coche 10, en cambio, tal vez se siente mejor en soledad o considera que respetar su espacio personal es muy importante.

Claro que con las nuevas tecnologías en los coches, puede ser más difícil averiguar los rasgos de la personalidad de los propietarios de los vehículos…

¿Qué te ha parecido esta curiosa relación entre aparcar el coche y los rasgos de la personalidad? ¿Te sientes identificado con alguna de ellas? En todo caso, si aparcar no ha sido nunca lo tuyo, los cursos de conducción que ofrece el RACC pueden ayudarte a mejorar a la hora de llevar a cabo esta y otras maniobras.