¿Se pueden personalizar las matrículas de coche?

En España no se ven placas de identificación de los coches modificadas, y tampoco se dan casos de millonarios que están dispuestos a pagar cantidades astronómicas por personalizar las matrículas. Pero sí que pasa en otros países del mundo.

La personalización de las matrículas es muy conocida en Estados Unidos, aunque las extravangancias de verdad las encontramos en otros países. El mejor ejemplo es el caso de Saeed Abdul Ghaffar Khouri, un empresario de Adu Dahbi, que llegó a pagar más de 10 millones de euros para que su matrícula luciera el número 1.

Un capricho caro en ocasiones

Los árabes copan el “top” 5 de las matrículas más caras del mundo, pero no tienen la exclusividad. En el Reino Unido un empresario llevó a extremos insospechados su afición por la Fórmula 1: pagó más de 635.000 euros para que la placa de su coche luciera el “F1” en referencia explícita a la competición de motor.

En EE UU no resulta tan caro

En EEUU, todo un clásico en la modificación de matrículas, si se quiere personalizar la placa de matrícula no acaba saliendo tan caro; solo hay que pagar un pequeño sobreprecio y se pueden poner las letras y dibujos que se deseen – dentro de unos límites legales-.

Matrículas especiales

matrícula de coche mr mrs

matrícula coche why

personalizar las matrículas matrícula coche Hawaii

Personalizar las matrículas en España

Pero y aquí, ¿podemos personalizar las matrículas de nuestros coches? La empresa española Samar’t, el mayor fabricante de matrículas del mundo, realizó un estudio que concluyó que más de un 50% de los conductores españoles –indistintamente hombres y mujeres – desearían personalizar su matrícula. Si la muestra la acotamos entre los jóvenes, la cifra sube hasta más del 70%. Pero para desgracia de todos estos conductores, en España de momento la personalización de matrículas está muy limitada; sí que es posible, pero bajo estrictos parámetros.

Samar’t consiguió dos homologaciones que le permiten fabricar matrículas de diseño. Los números y letras son intocables, pero sí que está permitido modificar la forma y el fondo de la placa. Eso permite que la matrícula tome forma hexagonal u octogonal y permite incluir dibujos de fondo como por ejemplo una bandera de cuadros. Eso sí, debe tener un tono tenue que no interfiera la visibilidad de los números y letras.

Y hay más limitaciones. En el caso de que la matrícula sea de aluminio no hay problema, y las dos modificaciones se pueden aplicar. Pero si la matrícula es de metacrilato, solo se puede personalizar el dibujo del fondo. Así pues, el sueño de muchos conductores de personalizar sus matrículas con palabras y dibujos al estilo americano, queda aún lejos.

Por cierto, cuidado con algunas páginas web en las que se pueden comprar matrículas de distintos colores, tamaños y tipografías. Se afirma que en seis días te la entregan en casa y su precio varía entre los 15 y 20 euros. Hay que advertir que su uso está prohibido para la circulación, pero el aviso no se encuentra fácilmente porque está algo escondido y puede llevar a confusión. Las matrículas son algo importante desde el punto de vista normativo, ya que permiten identificar y diferencia un vehículo de los demás, y no se pueden aplicar más modificaciones que las especificadas. En el caso de que se cambie algún componente de la placa, o esté mal situada – por ejemplo en el salpicadero – nos exponemos a una multa de 200 euros.

Ya ves que personalizar la matrícula no es sencillo por motivos legales, pero eso sí, si financias tu coche con el RACC la matriculación es gratis. ¡Aprovecha ahora!