RutaRACC: el románico del Valle de Arán

El Valle de Arán es uno de los grandes lugares de Cataluña. Un sitio donde perderse entre su rico patrimonio natural, histórico y cultural, donde podremos disfrutar del románico tardío más puro.

Volvo XC40

Con un total de 33 pueblos, el Valle de Arán es un enclave de alta montaña en el que el románico nos deja algunos de los mejores edificios religiosos de Cataluña. De las 15 iglesias que posee la zona, hemos escogido cinco de las más representativas para viajar con el Volvo XC40 D3, el crossover híbrido más pequeño de la marca sueca y en el lado opuesto en cuanto a tamaño del XC90 que probamos con anterioridad en la zona más al sur de la comunidad.

A diferencia del estilo románico lombardo del Valle de Bohí en estado más puro, en el Valle de Arán encontraremos un estilo más tardío, desarrollado a partir del siglo XI y que en los dos siglos posteriores tuvo su mayor esplendor, caracterizado por la abundancia de pinturas y esculturas en piedra y madera.

 

Era Mair de Diu dera Purificacion

Empezamos la ruta en Bossòst, situada en el Baish Aran, localidad de 1.200 habitantes situada a orillas del Garona y rodeada de un total de siete capillas románicas. En el  núcleo urbano de la población predomina la iglesia del siglo XII de l’Era Mair de Diu dera Purificacion, un edificio de tres ábsides con arcos y bandas lombardas. En la construcción destacan la torre del campanario y sus ventanales, además de la gran riqueza iconográfica de sus portadas.

Otras posibles visitas son las siete capillas anteriormente nombradas, construidas según la leyenda durante el siglo XIX para protegerse de la peste. Cinco son las más destacadas: Sant Cerat, San Juan Crisóstomo, Soala Casteràs, la Pietat y la de San Antonio.

Bossòst es el único pueblo aranés que ha conservado durante más de cien años de historia sus procesiones de Semana Santa y cuyo equipo de fútbol, la UE Bossòst, es el único equipo catalán y español que juega en la liga francesa desde su fundación.

Foto de Rparys

 

Sant Miquèu de Vielha

Desde Bossòst, nos dirigiremos con nuestro Volvo XC40 hacia el este por la N-230, en dirección a Vielha, la capital de comarca. En pleno centro encontramos Sant Miquèu de Vielha, de estilo románico tardío y con trazas de lo que será el gótico. Inicialmente estuvo edificada junto al desaparecido castillo medieval, del que ya no quedan restos, por lo que su campanario, construido en el siglo XVI, tiene cierto aspecto fortificado. Acabada en el siglo XIII, en el interior encontramos un retablo gótico del siglo XII.

En Vielha también podemos visitar zonas como el casco antiguo, la casa Père Joan, la Fabrica dera lan de Vielha o el Musèu dera Val d’Aran, entre otros.

Foto de Pablo Escuder Cano

 

Santa María de Arties

Desde Vielha, enlazamos con la C-28, donde después de siete kilómetros llegaremos a la población de Arties, una pequeña localidad de algo más de 500 habitantes que encierra entre sus calles una majestuosidad solo visible en los pueblos de la más alta montaña del Pirineo. Allí encontraremos la iglesia de Santa María de Arties.

Foto de Conchi Martínez

Situada en el núcleo antiguo, fue construida entre el siglo XII y el XIII, consta de dos ábsides laterales de los tres originales, con planta de tres naves y retablo gótico del siglo XV. A su vez conserva una importante colección de estilos que llega desde su construcción hasta el siglo XVIII.

En la localidad también podremos visitar lugares como las aguas termales (Banhs d’Arties), la iglesia de San Juan. Si elegimos visitar la montaña, la Ribera de Balarties, el Montardo o la Vía Ferrata Eth Taro serán algunas de las opciones.

 

Sant Andrèu de Salardú

Reemprendiendo la marcha por la misma carretera, la siguiente parada es Salardú, donde la iglesia de Sany Andrèu nos espera desde que fue construida en el siglo XII. Como en sus predecesoras, domina el estilo románico tardío del siglo XIII, con planta basilical de tres ábsides y exenta de tímpano en la portada. La torre del campanario es del siglo XV y su estructura gótica del interior nos sorprende por sus bóvedas de crucería y la talla del Cristo de Salardú, obra maestra del taller de Erill la Vall.

En esta villa fortificada medieval, capital del Naut Aran (Alto Aran) no hay que perderse su plaza mayor y el núcleo histórico. En la carretera hacia el Parque Nacional de Aigüestortes y Colomers hay unas excelentes vistas de la localidad.

Foto de Alfonso Robles Moga

 

Santa Eulalia de Unha

Muy cerca de Salardú, en la parte superior del pueblo, llegamos a Unha, donde acabaremos la ruta del románico con el Volvo XC40. Esta pequeña villa de poco más de 100 habitantes posee la iglesia de Santa Eulalia, datada del siglo XII.

De planta irregular y pequeñas dimensiones, está dividida en tres naves desiguales con campanario octogonal (datado de 1775) y un ábside con pinturas románicas donde se observa la cara de lo que antaño fue un pantocrátor y pinturas del siglo XVI con episodios bíblicos.

Acabamos en Unha esta ruta del románico con el crossover híbrido de Volvo, donde pueden viajar cómodamente cinco adultos y cuya tracción total nos garantizará un viaje tranquilo en cualquier época del año.

Foto de xfgiro

 

Ficha de la ruta

SalidaBossòst (Valle de Arán)
DestinoUnha (Valle de Arán)
Distancia28,2 km
Tiempo42 minutos (sin parar)
DificultadFácil
Gasto en combustible3 € (coste estimado)
Datos técnicosVolvo XC40
EtiquetaEtiqueta cero emisiones

Mapa de la ruta completa

¿Os animáis a hacer esta ruta? Si descubrís nuevos puntos de interés, dejad un comentario o compartidlos con la etiqueta #RutaRACC

Galería de fotos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *