¿Qué son las multas foto-rojo?

En resumen, las multas foto-rojo son aquellas que sancionan a los usuarios que se saltan un semáforo en rojo y son captados por los radares de semáforo (conocidos como «foto-rojo»).
Este tipo de radares se ha extendido en los últimos años en numerosas poblaciones para reducir, principalmente, los accidentes de ciclomotores y motocicletas. Por ello, suelen instalarse en cruces de especial riesgo, ya sea por la densidad de tráfico, la velocidad a la que suelen circular los vehículos (acceso o salida de vías rápidas) o la cercanía a centros educativos o de salud.

Este sistema de control y sanción ha resultado especialmente polémico en los últimos años por dos razones. Primero, por las dudas que acompañan habitualmente a la instalación y ubicación de radares u otros sistemas similares, acusados de tener una función únicamente recaudatoria. Segundo, por diversas resoluciones judiciales que han anulado las multas impuestas en los últimos años.

🔴 ¿Cómo funcionan los radares de semáforo (foto-rojo)?

El objetivo de los radares es identificar a los vehículos que no se detienen con el disco del semáforo completamente en rojo. Aunque existen diversos modelos, los radares constan básicamente de los siguientes elementos:

  • Sensor del estado del ciclo semafórico.
  • Sensor del tráfico, que detecta el paso de los vehículos por la línea de parada.
  • Cámara para captar la imagen del vehículo infractor. Suele tomar una secuencia de tres a cinco fotografías digitales para recoger toda la acción: el vehículo antes de la línea de parada, sobrepasando la línea y después de cruzarla. Algunos captan la secuencia en vídeo.
  • Dispositivo de iluminación, para asegurar la nitidez de la imagen en condiciones de baja luminosidad.
  • Otros elementos: reloj o sistemas de comunicación, almacenamiento y localización.

Para poder captar tanto la posición del vehículo como el color del semáforo, el sistema se suele situar a unos 25 metros de la línea de detención.

La sanción por saltarse un semáforo rojo asciende a 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del permiso de conducir. Antes de formular la denuncia, las imágenes suelen ser revisadas por agentes para comprobar la situación en que se ha saltado el semáforo en rojo. Por ejemplo, para asegurar que no responde a una maniobra para facilitar el paso a un vehículo de emergencias, una situación que también provoca dudas, como recogimos en Semáforo rojo y ambulancia detrás de mí, ¿me pueden multar?

 

🚦 ¿Son legales los radares de semáforo?

Como comentábamos, en los últimos años se han sucedido diversas sentencias que han anulado multas de radares de semáforos. Alguna de ellas ha estado, incluso, ratificada por el Tribunal Supremo. El principal argumento para su anulación es que estos sistemas no están sometidos a controles metrológicos y no existe una regulación específica sobre la duración del color ámbar. En otras palabras, se pone en duda la perfecta sincronización del sistema, por lo que los vehículos podrían ser multados por cruzar en ámbar.

En otros casos, se han anulado denuncias por la mala calidad de las imágenes, porque no existe ninguna señalización que informe de la ubicación del radar o por defectos de forma a la hora de comunicar la sanción al conductor.

Sin embargo, las sentencias anulan denuncias concretas presentadas por los usuarios y no puede afirmarse que estos sistemas sean ilegales.

 

📝 ¿Pueden recurrirse las multas foto-rojo?

Como sucede en la mayoría de sanciones, los usuarios son libres de recurrir las multas foto-rojo. En este caso, existen inicialmente antecedentes que podrían facilitar la anulación de la sanción, pero siempre debe recurrirse formalmente y por los canales adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *