¿Qué elementos del automóvil caducan?

Con el paso del tiempo ciertos componentes de nuestro automóvil se van desgastando. Para garantizar nuestra seguridad y la de los ocupantes de nuestro vehículo, es primordial conocer qué elementos caducan.

Aparte de los que cambiamos imprescindiblemente cada cierto tiempo, como el aceite del motor, las pastillas y el líquido de freno, los neumáticos, la correa de distribución o el embrague, hay otros componentes que deben cambiarse periódicamente para asegurarnos de que nuestro vehículo funciona correctamente.

A continuación os detallamos los componentes que requieren ser cambiados periódicamente. También aprovechamos para recordar que todos los socios RACC tienen como una de las ventajas de ser socio una revisión anual de su vehículo gratis.

El airbag

Si nuestro coche tiene entre 10 y 15 años deberíamos plantearnos seriamente revisar el correcto funcionamiento de los airbags. En principio, las marcas garantizan su durabilidad de por vida; aun así, se recomienda su revisión cada 5 años. En el cuadro de mandos, aunque el piloto del airbag no se encienda, cabe la posibilidad de que no funcione correctamente, lo que ocurre en algunos casos. Debemos prestar atención a otros indicadores, como el SRS, que nos informa de que el airbag tampoco funciona adecuadamente. Tanto en el primer escenario como en el segundo, debemos llevar nuestro coche al mecánico con máxima urgencia. En caso de accidente, las probabilidades de sufrir lesiones graves suben hasta un 80% sin el correcto funcionamiento de este elemento de seguridad.

elementos del automóvil que caducan

El ABS

En caso de frenada brusca, el ABS es el responsable de evitar el bloqueo de las ruedas y es un elemento de seguridad fundamental. Su durabilidad se estima sobre las 8 horas, lo que equivale a unas 10.000 frenadas fuertes. Igual que el airbag, este elemento debería durar toda la vida útil de un automóvil. Aun así, y dependiendo del uso que hagamos, su vida puede verse reducida. Debemos estar atentos también al cuadro de mandos, y en caso de que el icono del ABS aparezca debemos dirigirnos inmediatamente a nuestro mecánico. Se recomienda su revisión cada 5 años.

El control de estabilidad (ESC)

Es otro de los elementos de seguridad importantes de nuestro vehículo. En el caso de que los neumáticos pierdan tracción, por ejemplo en una curva, y más en caso de piso resbaladizo es el encargado de compensar esta tracción y evitar que salgamos de la carretera. No disponer de control de estabilidad incrementa el riesgo de accidente en un 50%. La revisión también debería realizarse cada 5 años. En el caso de que la luz de aviso se encienda deberemos cambiar inmediatamente el elemento.

seguridad esc

El cinturón de seguridad

Es el elemento que más vidas ha salvado, aproximadamente 1 millón hasta la fecha. Se estima que su durabilidad gira entorno a los 20 años. En el caso de que suframos un accidente las probabilidades de sufrir daños físicos aumenta un 100%, sin este elemento. La manera más fácil de ver si éste se está deteriorando es comprobar la banda textil del cinturón y sus anclajes. La revisión se recomienda realizarla como máximo cada dos años.

El catalizador

Esta pieza es la encargada de filtrar el humo, eliminar partículas contaminantes  y evitar un ruido excesivo del motor. Se recomienda cambiarlo cada 40.000 – 60.000 kilómetros. Un muy buen signo de que el catalizador está obsoleto es el incremento del consumo del vehículo. En ese caso deberíamos cambiarlo lo antes posible.

Revisiones periódicas

Es muy recomendable la revisión periódica de nuestro vehículo, tenga problemas visibles o no. Componentes como el climatizador, el cierre centralizado, los limpiaparabrisas, la batería… que no tienen por qué afectar directamente a la seguridad del vehículo, sí que pueden resultar molestos y afectar al normal funcionamiento de nuestro coche.

No hay respuestas