¿Preparado para conducir con nieve? ¡Te damos las claves!

Si la nieve se cruza en tu camino, conviene que estés preparado. Te damos algunos consejos para conducir con nieve sin que ésta arruine tu viaje por carretera.

Antes de salir, ¡prepara tu coche para conducir con nieve!

  1. Comprueba que tus neumáticos estén en buen estado e inflados. En este post te explicábamos todo lo que debes tener en cuenta.
  1. Evidentemente, si prevés ir a sitios donde habrá nieve, lleva cadenas o equipa tu coche con neumáticos de invierno. Si llevas cadenas, recuerda que es importante practicar cómo ponerlas antes de salir.
  1. Garantiza que tendrás una buena visibilidad, teniendo en cuenta los cristales y las luces. Si los limpiaparabrisas están desgastados, sustitúyelos. Revisa los niveles de líquido anticongelante y de limpiaparabrisas. Y si piensas aparcar el vehículo en el exterior, ten en cuenta estos consejos para deshacer el hielo del parabrisas.
  1. Revisa el estado de la batería. Tener unas pinzas puede ser muy útil en el caso de tener que cargarla con ayuda de otro vehículo.
  1. Revisa el estado de los amortiguadores, los frenos y la dirección.
  1. Guarda en el coche una linterna y guantes por si sufres alguna avería. Lleva la batería del móvil cargada.
  1. Lleva el depósito de gasolina lleno para poder usar la calefacción si el vehículo queda inmovilizado. En condiciones de bajas temperaturas hay que vigilar que el gasoil no se congele, puedes utilizar algún aditivo para evitar el proceso de congelación, se venden en gasolineras o casas de recambios. Tampoco está de más llevar en el coche una manta.
  1. Antes de salir, consulta el estado de las carreteras para localizar la ruta más óptima y segura. En la nuestra web infotransit.racc.es y en la APP RACC Infotransit te ofrecemos información en tiempo real.
  1. Si ves que las condiciones climatológicas son extremas, a no ser que sea imprescindible, mejor que postergues el viaje. Ten en cuenta los riesgos que comporta la nieve para la conducción:
    • Cuando empieza a nevar, el terreno es muy resbaladizo y, a la larga, necesitarás pararte a poner las cadenas.
    • La nieve reduce la visibilidad y tapa las señales y marcas viales.
    • Cuando comienza a derretirse, la nieve puede acabar generando placas de hielo.

Si necesitas ayuda para revisar el estado de tu vehículo, ya sabes que si eres socio del RACC, tienes una revisión de seguridad gratis.

Si la nieve te pilla conduciendo…

  1. Aumenta la distancia de seguridad: deja una distancia aproximada de dos coches con el vehículo que circula delante.
  1. Circula con las luces de cruce.
  1. Sigue el trazado de las roderas de otros vehículos. Así podrás reconocer mejor el recorrido de la carretera y detectar obstáculos como, por ejemplo, piedras, etc.
  1. Reduce la velocidad y procura no acelerar o frenar bruscamente. Para frenar, reduce primero la marcha y pisa el pedal de freno muy suavemente
  1. A ser posible, usa marchas largas, manteniendo el tacto y la sensibilidad sobre el acelerador y accionándolo de manera progresiva.

Ante cualquier avería o problema, ya sabes que puedes recurrir a nuestro servicio de Asistencia Mecánica 24 horas. ¡Buen y seguro viaje!

No hay respuestas