Mi hijo no quiere sacarse el carnet de conducir.

Si tu hijo prefiere ir en bicicleta o transporte público y no ve necesidad de sacarse el carnet de conducir, no te desesperes, forma parte de su generación. Recientes estudios, tanto aquí como en otros países, además de las opiniones recogidas por RACC Autoescuela, constatan que los jóvenes sienten cada vez menos interés por saber conducir o tener coche. La comodidad del trasporte público en las zonas urbanas, las nuevas formas de comunicación online o ahorrarse los costes de tener un coche son algunos de los motivos. Sin embargo, la independencia o buscar empleo siguen siendo razones de peso para sacarse el carnet de conducir, y también disponemos de nuevos métodos que lo facilitan y lo hacen más ameno. Toma nota para poder explicar a tus hijos por qué deben apuntarse ya a la autoescuela.

Buenos motivos para sacarse el carnet de coche:

  • Independencia y libertad: mejor no tener que depender de los demás para desplazarse donde sea y cuando sea. Además, esto no implica renunciar al transporte público o la bicicleta. Se trata de una posibilidad más.
  • Capacidad de reacción: ante una emergencia que requiera desplazarse de forma urgente, mejor depender solo de uno mismo. Mejor no perder tiempo en llamadas a un taxi, padres o amigos.
  • Buscar empleo: saber conducir es de las muchas cosas que se valoran en un currículum. Y no sólo para trabajar de conductor o repartidor, también para empleos de comercial, reportero o ejecutivo, entre otros.
  • Seguridad: aunque es fácil encontrar a alguien que te lleve en coche o compartir desplazamientos, también hay que estar seguro de que la persona que conduce lo hace bien y de forma responsable. Ante la duda, nadie al volante mejor que uno mismo.
  • Cuanto antes, menos pereza: parece un tópico pero es cierto que cuando mayores nos hacemos, más pereza da aprender a conducir. Si aprovechas que lo hacen tus amigos y que aún tienes el hábito de estudiar, te será mucho más fácil.

Curso de conducción segura

Nuevos incentivos:

Conscientes de las nuevas prioridades y preocupaciones de los jóvenes, en la autoescuela del RACC estamos buscando nuevas opciones “para acercarnos a ellos y buscar fórmulas para hacer que sacarse el carnet sea más divertido y atractivo”, explica Alberto Caamaño, Manager de Formación de conductores del RACC.

  • Uso de las nuevas tecnologías para poder estudiar la teórica o hacer los test online o una aplicación (en fase de prueba) para que los alumnos puedan “competir” y jugar entre ellos a la hora de practicar para el examen.
  • Curso de conducción segura: nuestros alumnos reciben una clase gratis con simulador de vuelco y frenada de emergencia.  No sólo les da mayores habilidades al volante, también «se divierten y les aporta una nueva visión del hecho de sacarse el carnet de conducir».
  • Conducción eficiente: para conseguir una conducción más ecológica y menos contaminante, acorde con las prioridades ambientales de nuestros tiempos.
  • Facilidades económicas para que el precio no sea un impedimento, y nuevas fórmulas próximas al low cost en fase de implementación.

¿Aún te faltan argumentos? No dudes en visitarnos.