Los tres casos de señalización más curiosos recibidos en Vía Directa

El RACC es un club que nació en 1906 para ayudar a los conductores. Una de las labores que realizaba con este objetivo era mejorar el estado de los caminos. Por ello se puede decir que, aunque se constituyó formalmente en 1994, el servicio Vía Directa siempre ha formado parte del ADN de la institución.

Vía Directa es un servicio de defensa de los usuarios que recoge reclamaciones ciudadanas relacionadas con aspectos a mejorar de nuestras calles y carreteras. Los técnicos de la Fundación RACC analizan los problemas expuestos y los trasladan a las administraciones competentes para solventarlos.

A Vía Directa llegan casos de todo tipo: problemas de mala conservación de carreteras, sugerencias para mejorar la movilidad de una zona o casos relacionados con una señalización deficiente son algunos ejemplos. Algunos no tienen desperdicio.

Albert Ballbé, la “memoria histórica” de este servicio en el RACC, nos ha pasado tres de los más curiosos:

‘The final countdown’

El Ejido. Señalización

El Ejido (Almería): Un socio nos envió esta particular “cuenta atrás” vial hasta la señal de Stop.

¿Quién sabe dónde?

Montesclado. Señalización

Tírvia (Pallars Sobirà): El socio que nos envió esta enigmática imagen se quejaba de que realmente, al margen de la visión más humorística, supone un peligro, sobre todo de noche o en días de niebla, puesto que la señal prácticamente invita a dirigirse a un precipicio.

Misión imposible

barcelona-senyalizacion

Barcelona: La persona que envió la foto se quejaba de que de poco sirve un amplio paso de peatones si no puedes cruzar por él. El ayuntamiento de la ciudad atendió la reclamación realizando una apertura en la valla y rebajando la acera.

¿Conoces algún caso similar? ¿Quieres solventar algún problema que te afecta en el día a día de tu movilidad cotidiana? Ya sabes que puedes contar con el servicio Vía Directa. Y, si lo deseas, también puedes compartirlos en nuestras redes sociales (Facebook o Twitter).