Leyendas y realidades del mundo del automóvil

Existen todo un conjunto de afirmaciones relacionadas con el mundo del automóvil que se dan por supuestas sin ser contrastadas. Parece que el tiempo las haya convertido en verdades inmutables. Sin embargo, es al contrario: el paso del tiempo, y con él la evolución en la fabricación de automóviles y en la tecnología ha convertido muchas de esas afirmaciones o creencias en falsedades, leyendas basadas en una época anterior que ya no tienen razón de ser.

mundo del automóvil

A continuación os detallamos 7 leyendas, y también 2 afirmaciones que sí continúan siendo realidad.

LAS LEYENDAS

1. Los coches más grandes son más seguros

En este caso, el tamaño no importa. No porque un automóvil sea más grande tiene por qué ser más seguro que uno pequeño. Es evidente que un mayor tamaño da la ventaja en un choque (sobre todo frontal y lateral) al más grande, pero eso no significa que ofrezca mayores garantías per se. También hay que tener en cuenta que los vehículos más grandes pesan más, y por lo tanto, su distancia de frenada es mayor, lo que aumenta las posibilidades de colisión. Más que el tamaño, lo que hay que valorar es el tipo de sistemas de seguridad que cada modelo ofrece. Por tanto, no existe una relación genérica de equivalencia entre un mayor tamaño y una mejor seguridad.

2. Los coches chinos son de mala calidad

Eso va quedando poco a poco lejos de la realidad. Euro NCAP (organismo independiente asociado a la FIA que valora la seguridad de los vehículos) ha dado el puesto de coche con mayor puntuación en seguridad en los crash test  de 2013 al Qoros 3 Sedan, una berlina de fabricación china.

Qoros GQ3 exterior

3. Una gasolina más cara ofrece mayor potencia

La gasolina de 98 octanos – escala que mide el poder antidetonante de los carburantes – es más cara que la de 95. Algunas personas relacionan este hecho con un mayor rendimiento que se traduce en mayor potencia, pero no existe tal relación. Lo que supone un combustible con un octanaje superior es mayor eficiencia de combustión, eso significa que la gasolina combustiona más tarde y por tanto mejor. El resultado es un motor más limpio, pero no un incremento en la aceleración del automóvil.

4. Hay que hacer el rodaje a los coches

Completamente falso. En el pasado sí que era necesario que los vehículos realizaran un período de adaptación de los componentes del motor. La construcción de los propulsores muchas veces no eran lo suficientemente precisas y podían quedar rebabas y algunas imperfecciones. Hoy en día la construcción de los motores es altamente exacta y minuciosa, y por tanto, solo es necesaria una conducción adecuada.

5. Dejar que el coche se caliente antes de iniciar la marcha

Anteriormente esta afirmación era cierta. Hoy en día las nuevas generaciones de inyectores regulan la temperatura durante la fase de calentamiento del motor. Por tanto, aunque es conveniente y necesario ir a bajas revoluciones en todos los casos, los fabricantes incluso recomiendan iniciar la marcha en cuanto ponemos el motor en marcha.

6. Si el aceite es de color negro hay que cambiarlo

Que el aceite de nuestro motor sea de color negro no es nada malo. Al contrario. Lo que significa es que éste está haciendo bien su trabajo limpiando el motor de carbonilla. Se hace imposible determinar si el aceite de motor está bien sin hacer un examen químico – que cuesta más que volverlo a cambiar -, así que tampoco sirve de nada comprobar su viscosidad o realizar otras pruebas. Lo aconsejable es seguir las indicaciones del fabricante y cambiarlo cada cuanto se estipule. Por tanto, no se debería seguir algunos consejos oportunistas que afirman que el aceite está en malas condiciones, porque es imposible determinarlo a simple vista.

7. Los automáticos consumen más

Durante mucho tiempo los cambios automáticos provocaban un mayor consumo; el convertidor de par y los embragues hidráulicos requerían de mucha energía para su funcionamiento y por tanto el consumo crecía. Actualmente la tecnología ha mejorado mucho y gracias a los programas de cambio inteligente se ha visto reducido el consumo y se asemeja a los de cambio manual, e incluso en algunos casos son más eficientes que el propio conductor.

Cambio Automático Octavia

LAS REALIDADES

Tras las 7 leyendas, veamos las 2 realidades que aún se mantienen:

1. Los coches modernos son más difíciles de reparar

Sí, es cierto. Cada día los automóviles son más y más complejos y la electrónica ha pasado a ser básica en su funcionamiento. Siempre es conveniente acudir a un mecánico, aunque actualmente para reparar un vehículo se debe ir inevitablemente a un especialista y enchufarlo a un dispositivo de diagnóstico.

Opel 2.0 CDTI
2. Gastar toda la gasolina daña el motor

Sí. El hecho de gastar todo el tanque implica que la bomba de combustible succione burbujas de aire y sedimentos, y que por tanto, pueda dañarse de forma irreparable. Se recomienda siempre mantener un nivel de combustible por encima del medio depósito para evitar el ensuciamiento de la bomba. Por cierto, ¿ya sabes cuándo es más barato poner gasolina?

Como has podido ver, con el paso del tiempo afirmaciones que tenían sentido dejan de tenerlo, por la evolución y las mejoras en la fabricación de los coches. Es importante conocer las evoluciones para no tomar decisiones erróneas basadas en creencias ya sin fundamento. En todo caso, lo que siempre ha sido cierto es que es conveniente tener un seguro de coche que te dé las coberturas que necesitas y que esté contigo en los momentos clave. Consulta aquí cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades.