¿Cuáles son los errores más frecuentes al usar una sillita infantil en el coche?

No hay duda de que la seguridad de los niños en sus viajes en coche es una cuestión que interesa y preocupa cada vez más a la gran mayoría de padres. Así lo demuestran los datos de siniestralidad, los estudios y encuestas sobre la cuestión, y el elevado interés de todas las entradas del blog dedicadas a esta cuestión. Y por este motivo os hacemos llegar este artículo de cómo usar una sillita infantil en el coche.

sillita infantil de coche

Dos notas rápidas sobre la creciente concienciación de las familias. Según los últimos datos de la DGT, en 2014 fallecieron tres niños en accidente de tráfico en vías interurbanas sin llevar ningún Sistema de Retención Infantil (SRI) frente a los 10 que fallecieron en 2013 y los 26 de diez años atrás (2004). Por otro lado, en la última encuesta del RACC sobre esta cuestión, un 90% de familias mostraba un buen comportamiento y una elevada concienciación respecto al uso de los SRI frente a apenas un 10% que reconocía que no siempre viajaban con el niño sentado y abrochado en el SRI.

Arnés holgado y mal guiado de los cinturones, malos usos más frecuentes
Sin embargo, ese mismo estudio demostraba, mediante un análisis visual in situ, que en cerca de un 40% de los casos se realizaba un uso incorrecto de las sillitas. Los malos usos más frecuentes son el arnés holgado y el mal guiado de los cinturones, que pueden provocar lesiones de gravedad en la cabeza y en el torso del niño. Estos malos usos están más relacionados con el uso diario de los SRI que con su instalación o posición en el vehículo. En este vídeo puedes ver las consecuencias y la diferencia entre usar correctamente un sistema de retención infantil o no hacerlo.

Las dos reglas de oro para evitar el mal uso de las sillitas son:

  • Realizar la prueba in situ del SRI antes de comprarlo. De este modo, nos aseguraremos de que el niño se encuentra cómodo y de que la sillita se adapta a sus características físicas.
  • Revisar la instalación de la sillita y el ajuste del niño en cada uso. Si viaja más de un adulto con el niño –generalmente, los progenitores –, es interesante que la revisión la realicen ambos.

sillita de coche para niñosEn relación a las dos prácticas incorrectas más habituales al usar una sillita infantil:

  • Arnés holgado. No hay mejor consejo que el sentido común: sentar bien al niño en la sillita y ajustar el arnés de modo que quede bien sujeto, sin apretarlo en exceso. Hay que tener en cuenta que, además de la posición correcta del niño, el ajuste del arnés dependerá de la ropa que lleve en cada momento. El arnés holgado es el mal uso más habitual en el grupo I (9-18 kilos).
  • Mal guiado de los cinturones. Al usar una sillita infantil hay que abrochar el cinturón según las piezas de color rojo o azul que lleve la sillita: rojas cuando se coloca la sillita en el sentido de la marcha y azules cuando se coloca en el sentido contrario. Para los grupos II y III, el cinturón tiene que pasar por la parte exterior del hombro del niño para no provocar lesiones en el cuello. Para conseguirlo se puede regular la altura del anclaje superior del cinturón. El mal guiado de los cinturones es el mal uso más habitual en los grupos 0+ (0-13 kilos), II (15-36 kilos) y III (15-36 kilos).

Por último, conviene destacar la importancia de prestar atención a estas cuestiones: la Ley obliga al uso de SRI en el coche y penaliza el no uso de sillitas pero no puede prevenir contra el mal uso.

Además del buen uso de los sistemas de seguridad del vehículo, para asegurar una protección adecuada en caso de accidente conviene contratar un seguro de auto adecuado a cada vehículo y su uso. Los especialistas de RACC Seguros de coche ofrecen el mejor asesoramiento para evitar sorpresas.