Conducir en verano: 3 errores comunes que debes evitar

Hay normas que no debemos olvidar cuando nos ponemos en marcha en cualquier viaje, sea corto o largo, pero en verano, entre el aumento de los desplazamientos, la incidencia de las condiciones meteorológicas y que tenemos cierta tendencia a actuar de manera más espontánea por el ambiente general, la conducción puede verse afectada.

Ropa y calzado adecuados

Una cosa es que estés en la playa, o haciendo de turista por cualquier pueblo o ciudad, y otra bien distinta es conducir: para ponerte al volante si hace calor, la ropa y el calzado son muy importantes.

Para empezar, si llevas chanclas, antes de entrar en el coche debes cambiarlas por otro calzado. No importa que sean sandalias o cualquier zapato fresco siempre que se adapten y estén fijados por delante y por detrás, pero el pie no debe resbalar y tampoco el calzado puede deslizarse sobre los pedales del coche. Y ni hablar de conducir descalzo.

Male foot on the pedal of a car

Te puede costar una multa de hasta 200 €, pero lo importante no es la posible sanción sino que puedas reaccionar bien en cualquier situación.

En cuanto a la ropa, mejor no llevar prendas ajustadas: tienen que ser holgadas y frescas. Y no debes conducir sin camiseta o sólo con bañador por el roce del cinturón de seguridad o del mismo asiento, sea textil o, aun peor, de piel, porque te puedes quemar.

Habitáculo con la temperatura adecuada

Ahora muchos vehículos llevan climatizador, o como mínimo aire acondicionado. En el caso del climatizador es más sencillo, porque puedes elegir la temperatura a la que quieres mantener el habitáculo, que conviene que esté entre 19 y 24º (y mejor entre 21 y 22º). En cuanto al aire acondicionado, hay que usarlo con sentido común, sin exagerar. Pero en ninguno de los casos es conveniente que el aire dé directamente en la cara porque  puede provocar dolor de cabeza y malestar.

Kia_Ceed_54

En cualquier caso, lo primero que debes hacer es abrir las ventanillas para bajar la temperatura interior y poner el aire acondicionado para que vaya trabajando y que así que puedas iniciar la marcha con el habitáculo aceptable. Lo agradecerán también el resto de pasajeros y sobre todo niños y personas mayores.

Efectos del calor en la conducción

Con mucho calor, el cansancio, la somnolencia y el estrés aumentan; las consecuencias pueden ser graves ya que pueden provocar errores en la conducción. Está demostrado que con mucho calor la capacidad de concentración y de reacción puede semejarse a un estado ebrio y la agresividad aumenta considerablemente. Incluso algunas señales de tráfico pueden pasarte desapercibidas.

Además, al no estar en condiciones, lo que ocurre es que te empiezas a mover, te sientes incómodo y eso puede ser un motivo más de riesgo. Imprescindible llevar (e ingerir cuando hagas una parada) bebidas frescas que no contengan alcohol, para hidratarte, porque ayudan a mantener la atención.

DGV-1039066 familia coche playa

Descapotables

Caso aparte son los descapotables. Los fabrican cada vez más sofisticados, pero como que el sol cae directamente, es peligroso porque puede provocar un golpe de calor.

Con altas temperaturas mejor poner la capota o no salir a la carretera. Cuando baje un poco la temperatura, de todas maneras debes estar cubierto con una gorra o un sombrero y untarte protección solar para evitar quemaduras.

En el caso de las motos, la normativa no varía mucho. A continuación tienes algunas razones para no ir a la playa en moto, a no ser que seas prudente.