ADAS: conoce a tus tres nuevos amigos

Algunos conductores –los más afortunados– ya conviven con ellos, otros los descubrirán muy pronto y en apenas dos años serán de los más populares de la carretera. Hablamos de los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción, más conocidos bajo las siglas «ADAS» (del inglés Advanced Driver Assistance Systems). Una reciente campaña de la FIA y el RACC ha definido a los ADAS como unos verdaderos «amigos» al volante. Veamos por qué…

ADAS

La gran familia de los ADAS

En realidad, la definición de «sistemas avanzados de asistencia a la conducción» agrupa a una larga lista de tecnologías de distinto grado de aplicación en la actualidad:

  • Sistema antibloqueo de ruedas (ABS)
  • Control de estabilidad (ESC)
  • Monitorización de la presión de los neumáticos
  • Asistencia al aparcamiento (sensores y cámaras)
  • Alerta de cambio de carril
  • Control de velocidad adaptativo
  • Detector de ángulo muerto
  • Frenada automática de emergencia
  • Luces adaptativas
  • Sistemas de lectura de señales de tráfico…

Todas estas tecnologías coinciden, básicamente, en dos puntos: su desarrollo ha requerido de un esfuerzo tecnológico notable y contribuyen muy significativamente a reducir los accidentes de tráfico o sus consecuencias. Según datos de la Comisión Europea, los sistemas ADAS tienen el potencial de salvar más de 25.000 vidas y evitar 140.000 heridos graves en Europa en un periodo de 15 años.

Otro punto en común entre algunos de ellos es que, por su gran eficacia, han llegado a convertirse en equipamientos obligatorios por ley en cualquier vehículo. Pasó en su momento con el ABS o el ESC y muy pronto llegará el turno de tres nuevos sistemas: el Sistema de Frenado de Emergencia Autónomo, el Asistente de Mantenimiento de Carril y el Control de Velocidad Adaptativo serán obligatorios en Europa en todos los nuevos modelos de vehículos a partir del año 2022, y en todos los vehículos que se fabriquen a partir de mayo de 2024.

A pesar de su eficacia, estos sistemas son todavía bastante desconocidos para la mayoría de conductores. La campaña de la FIA y el RACC pretende explicar su funcionamiento para poder «confiar en ellos, como en un amigo» e incluye diversas recomendaciones para un uso adecuado.

Sistema de Frenado de Emergencia Autónomo

  • Funcionamiento: emite una alerta en caso de detectar la presencia de algún obstáculo en la carretera y, si el conductor no reacciona, interviene de manera automática frenando el vehículo. A pesar de que no siempre es posible evitar el choque, la acción de frenar con fuerza reduce significativamente la gravedad de la colisión.
  • Limitaciones: los conductores deben informarse de las características del sistema de su vehículo. Algunos de ellos únicamente detectan vehículos y otros también identifican peatones y ciclistas, pero con diferentes niveles de rendimiento.

Asistente de Mantenimiento de Carril

  • Funcionamiento: alerta al conductor en caso de que empiece a desviarse involuntariamente de su carril y devuelve el vehículo a la posición correcta con un movimiento suave.
  • Limitaciones: el funcionamiento de este sistema es limitado cuando las condiciones de la vía son cambiantes; por ejemplo, en carreteras con muchas curvas sucesivas.

Control de Velocidad Adaptativo

  • Funcionamiento: mantiene una velocidad constante en el vehículo y al mismo tiempo identifica los vehículos del entorno para adaptarse a la velocidad del tráfico.
  • Limitaciones: el conductor debe ser consciente de que tiene limitaciones de funcionamiento con malas condiciones meteorológicas, y al circular en una rotonda o a velocidades muy bajas o muy elevadas.

Ayudas, no excusas

Para acabar, no está de más recordar la nota al pie de la campaña: «El conductor es el responsable de la conducción». En otras palabras, los sistemas de ayuda a la conducción son eso: «ayuda». No sustituyen en ningún caso a la responsabilidad, concienciación o atención del conductor.

Toda la información sobre la campaña en la página web de la Fundación RACC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *