Ir en autobús al colegio: ¿qué debe saber para ir solo?

Los autobuses son uno de los medios de transporte más seguros y habituales para que los niños vayan a la escuela pero hay algunos riesgos si no tienen precaución al subir y bajar de él. Enseñar a los hijos a ir en autobús al colegio solos es una práctica que se debería promover todavía más. Es toda una responsabilidad para ellos y para los padres.

Coger el autobús por primera vez es un gran paso para tu hijo. Ayúdale a tomar conciencia de los riesgos durante el trayecto de ida y vuelta al colegio. Dale esa responsabilidad.

Como indicación general, no conviene dar este paso antes de que el niño tenga unos 10 años, pero la decisión final depende del grado de madurez que percibas en tu hijo o hija.

Ir en autobús al colegio

¿Como le puedes enseñar a coger el transporte y hacer este trayecto con seguridad?

  1. Los primeros días acompáñalo a pie hasta la parada del autobús para que conozca el recorrido de casa a la parada y espera hasta que el autobús llegue. Antes de llegar a la parada haz que se fije en los semáforos, señales, y otras indicaciones de seguridad que le llamen la atención y le ayuden a recordar el trayecto, así como detectar puntos concretos con más riesgo vial.
  2. Repite el itinerario varios días hasta que veas que tu hijo se siente seguro. También entrena el recorrido inverso. Espérale en la parada del autobús cuando llegue y volved a casa a pie.
  3. Sería genial si pudieras practicar también el tramo final entre la parada de autobús y la escuela.
  4. Una vez esté en la parada del bus, pídele que haga un paso de gigante hacia atrás, alejándose del límite de la acera. Así te asegurarás de que no esté todo el rato sacando la cabeza y extremidades sobre la calle.
  5. Que se aprenda el número del autobús, que sepa discriminar el suyo del resto de transportes y autobuses.
  6. Subir o bajar del autobús sólo cuando éste esté totalmente parado. Nunca en movimiento.
  7. Evitar agarrarse a correas o mecanismos de las puertas y ventanas, hay que extremar las precauciones.
  8. Si el autobús está equipado con cinturones de seguridad, deberá utilizarlos obligatoriamente.
  9. No caminar ni quedarse parado nunca detrás del autobús, pues es una zona de nula visibilidad por el chófer.
  10. Si tiene que cruzar la calle después de bajar del bus, enséñale a hacer contacto visual con el conductor. Y siempre cruzar cuando el conductor esté mirándole.
  11. Mirar a derecha e izquierda antes de cruzar la calle.
  12. Si se le cae algo, alertar al conductor para poderlo recoger con seguridad.
  13. Estará bien que informes en el colegio de la fecha a partir de la que tu hijo va a ir en autobús al colegio solo, y a algún padre o madre que pueda recibirlo los primeros días cuando llegue al cole.

Y recuerda, lo más importante para que tu hijo consiga dar este paso tan importante para su autonomía es que tú confíes en él y estés a su lado durante estos días de adaptación. Es un trabajo en equipo 😉

Deja un comentario