¿Cuándo necesito un seguro de viaje?

Siempre. Esa sería la respuesta más apropiada si lo que buscamos es disfrutar de las vacaciones con tranquilidad, más aún si viajamos con niños. Sin embargo, muchas veces descuidamos ese aspecto en nuestro presupuesto viajero y sólo lo lamentamos cuando empiezan a surgir los primeros inconvenientes, y casi siempre los hay, por muy planificado que lo llevemos todo.

assistencia-viatges

¿Cómo elegir bien?

Existen muchos tipos de seguros, por eso es necesario tener en cuenta cinco aspectos imprescindibles antes de contratar uno:

  1. La empresa aseguradora debe de tener prestigio, para que te responda como necesitas en caso de sufrir cualquier percance, ya sea un robo, una cancelación de vuelos o un problema de salud durante el viaje.
  2. También debe ofrecerte un servicio de atención 24 horas, para poder solventar el incidente lo antes posible.
  3. Opta por la cobertura para todos los miembros de tu familia (gastos médicos, intervenciones…) que vayan a viajar.
  4. Busca aquel seguro que te ofrezca la posibilidad de añadir a su paquete básico coberturas específicas que puedan interesarte. Por ejemplo, si vas a hacer un viaje de aventura o de montaña, procura que el seguro te incluya el material deportivo o el rescate de montaña.

A la hora de viajar, ¿qué tipo de seguros hay?

Existen un sinfín de modalidades, pero estas son las más efectivas y populares:

  • Seguro al viajero 24 horas. Es muy completo y flexible porque además de adaptarse a cualquier tipo de viaje, ya sea por Europa o a otro punto del resto del mundo, te protege ante todo tipo de imprevistos y accidentes (robo, pérdida o destrucción del equipaje durante su transporte, gastos médicos y regreso a casa anticipado por circunstancias graves, así como una cobertura en caso de defunción o invalidez permanente por accidente durante el viaje).
  • Seguro anual. Si vas a viajar durante algún tiempo o sueles hacer escapadas frecuentes a lo largo del año, te conviene elegir el seguro anual porque no sólo te da una cobertura máxima durante los 365 días del año, sino que te sale más económico que contratarlo cada vez que viajas.
  • Seguro de anulación. Es del todo aconsejable contratar un seguro de estas características para recuperar lo invertido si una enfermedad te impide viajar o un familiar sufre un accidente grave, o tu acompañante no puede viajar contigo; pierdes tu trabajo, anulas la boda, o te llaman para una operación…
  • Seguro de grupos. Si lo que estás preparando es una salida con amigos o varias familias, esta es la opción idónea porque protege a todos los miembros del grupo, tanto a nivel sanitario como si alguno de ellos tiene que volver antes de lo previsto por algún percance en su casa (enfermedad de un familiar, daños o robo en su casa…).