Avería en el extranjero: ¿qué hago?

 

En este post adjuntamos consejos que ha recapitulado el RACC para que sepas hacer frente a una avería en el extranjero, ¡síguelas! Es la mejor manera de seguir disfrutando de tus vacaciones.Avería en el extranjero - Coche en carretera

Si tu coche te deja tirado en el extranjero…

  • Procura apartarlo de la carretera, en un lugar lo más seguro posible, y señaliza el coche con los triángulos de emergencia. Antes de salir del vehículo no olvides ponerte el chaleco reflectante.
  • Llama a la compañía de seguros de tu coche e infórmale de la situación. Desde el RACC tratarán de reparar la avería en carretera y, si no es posible, pueden trasladar a todos los ocupantes de nuevo a casa o a su lugar de destino. Otra opción es pasar hasta cuatro noches en un hotel. Porque en momentos como este es cuando realmente puedes darte cuenta de la importancia de contratar un seguro que ofrezca una asistencia mecánica de calidad.
  • Si la avería es debida a un choque con otro coche y tú eres el culpable, tu compañía de seguros es la que debe encargarse de todo. Si, por el contrario, es el conductor del vehículo extranjero el causante del accidente, a la hora de hacer la reclamación hay que dirigirse con los datos de su compañía aseguradora al Consorcio de Compensación de Seguros español.

A tener en cuenta antes de salir

  • Revisa bien tu coche. Haz una puesta a punto y comprueba los neumáticos y que las luces y los intermitentes funcionan a la perfección, los niveles de aceite, del líquido de frenos, del agua del radiador y del líquido refrigerante. Si observas que últimamente consume más combustible de lo habitual o que deja manchas en el suelo, acude a tu taller mecánico: podrían estar indicando una avería.
  • ¿Llevas la documentación necesaria? Aunque para moverte por la Unión Europea basta con tu seguro habitual, si tu país de destino está fuera de ella necesitarás un Certificado Internacional de Seguro, conocido como Carta Verde, que en caso de accidente garantiza la cobertura mínima de seguro obligatorio de ese país. Solicítala a tu compañía de seguros. Comprueba, también, que llevas el recibo de pago del seguro, el permiso de circulación, la ficha técnica del coche… Tener a mano un Parte Europeo de Accidente (EAS) tampoco te irá mal por si acaso.
  • Revisa las condiciones del seguro de tu coche. Comprueba que cubre la asistencia mecánica en el extranjero. El que ofrece el RACC es una estupenda opción.
  • Infórmate sobre los elementos de seguridad que necesitas. ¿Sabías, por ejemplo, que en Alemania es necesario llevar un extintor y un botiquín en el coche? Comprueba, antes de salir, que llevas todo lo que obliga la normativa de tu país de destino.
  • Asegúrate de que la batería del móvil está bien cargada y, por lo que pueda pasar, ten a mano el cargador para el coche o bien una batería externa.
  • Haz un listado de palabras clave en el idioma del país al que vas a acudir. Motor, aceite, frenos, batería, intermitentes… Si tu vehículo falla, te será de gran utilidad.