Patinetes eléctricos, un elemento más del paisaje de las grandes ciudades

Los patinetes eléctricos piden paso

El boom de los patinetes eléctricos ya es una realidad en ciudades de todo el mundo y, con toda probabilidad, serán el regalo estrella de estas Navidades. Muchos ciudadanos los usan porque son eficientes y sostenibles, pero una de las claves para su correcta implantación es la seguridad. Elegir modelos con elementos de seguridad óptimos, circular con prudencia y una regulación clara son requisitos imprescindibles para su buena implantación.

Desde hace relativamente pocos meses, los vehículos de movilidad personal (VMP) han dejado de ser un juguete para convertirse en un medio de locomoción que triunfa entre los adultos, revolucionando la movilidad de las grandes ciudades.

La fiebre de los patinetes eléctricos —una modalidad bautizada como micromovilidad— proviene de Estados Unidos y se ha extendido muy rápidamente por las calles europeas, conviertiéndose en una parte cotidiana del paisaje urbano.

Los usuarios valoran su rapidez, que requieren menor esfuerzo físico que las bicicletas, y que se pueden plegar fácilmente, por lo que son una buena alternativa de transporte. Según algunos estudios, la mayoría de los usuarios de VMP tienen entre 25 y 45 años y usan sus patinetes para recorrer “la última milla” desde la parada de autobús o metro hasta el lugar de destino.

Para algunos planificadores urbanos se trata del transporte del futuro, ya no solo por razones ecológicas, sino porque los automóviles a menudo no son la forma más rápida de desplazarse por las ciudades.

Atención con la seguridad de los patinetes

Las preguntas latentes ante este nuevo fenómeno urbano son: ¿la gran mayoría de los patinetes que existen actualmente en el mercado cumplen con los controles para garantizar las máximas medidas de seguridad que requieren sus usuarios?, ¿pueden las calles de las ciudades europeas soportar más medios de transporte?

patinetes eléctricos

“La gran mayoría de las personas —explica un experto en vehículos de movilidad personal (VMP)—, cuando compra un patinete eléctrico, prioriza el precio y el peso, olvidando factores clave como la seguridad que ofrece para él y los otros usuarios de las calles. Además, se da la circunstancia de que si se compra un producto de mala calidad, su vida útil se acorta mucho, llegando a provocar que se desguacen materiales y componentes, como las baterías, que provocan un efecto contrario a la sostenibilidad que tanto promueven.”

El hecho de que no exista aún una normativa de regulación de los VMP —la Dirección General de Tráfico (DGT) ha emplazado a los ayuntamientos a regular mientras prepara un reglamento en línea con lo que marca la Unión Europea— ha propiciado que cada ciudad aplique sus criterios. Barcelona ha redactado una normativa pionera que ha inspirado a otras urbes y que diferencia los patinetes en función de su peso y su velocidad.

Fuente: DGT y Ayuntamiento de Barcelona

Usados de manera adecuada, según algunos especialistas en movilidad urbana, los vehículos de movilidad personal (VMP) son una opción eficiente y asequible para descongestionar el tráfico de las ciudades, pero para ser realmente útiles también necesitan llevar a las personas a sus destinos con seguridad.

No hay duda de que los patinetes eléctricos se han convertido en una opción legítima para mucha gente. Pero, para su encaje definitivo, habrá que validar la seguridad que ofrecen y reordenar las ciudades si se pretende, realmente, conseguir resultados en términos de seguridad vial y sostenibilidad.

Guía para comprar un patinete eléctrico seguro

  1. Comprueba que tenga sistema de frenos delante y detrás. Son aconsejables las manetas de freno (como en las bicicletas). Evita los frenos eléctricos, ya que impiden calibrar la intensidad de la frenada.
  2. Es importante que disponga de neumáticos con cámara de aire. Los de plástico/goma duros resbalan en caso de lluvia.
  3. Valida la autonomía en función de tus necesidades de desplazamiento diarias. Ten en cuenta que la autonomía depende de batería, peso, materiales y uso. Lo ideal es no tener que cargarlo más de 2-3 veces por semana.
  4. Comprueba que el motor esté en la rueda trasera, ya que si está en la delantera la conducción se vuelve más inestable.
  5. Escoge una marca con servicio posventa y que te ofrezca garantía.
  6. Busca un buen asesoramiento por profesionales. Es muy recomendable probar el patinete antes de comprarlo.
  7. Recuerda que los menores de 16 años (15 años en Madrid) no pueden conducir patinetes eléctricos. Está prohibido que circulen dos personas (tampoco menores) en los VMP de tipo A y B.

Fuente: La revista del RACC.

Comentarios
  1. Juan Manuel Cuahutle

    Cual es la marca mas recomendada y costo aproximado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *