RutaRACC: de la costa del Maresme a la montaña del Vallès Oriental

Iniciamos nuestra ruta desde El Masnou hasta Vilanova del Vallès para probar las Qooder de tres y cuatro ruedas por una carretera de curvas de nivel fácil.

En el mundo de la moto, desde siempre han existido distintos puntos de vista, aptitudes y capacidades que han servido para desarrollar los más variopintos modelos. En los últimos años se han desarrollado diferentes modelos de moto de tres ruedas dirigidos a un mercado de gente que necesita una movilidad urbana ágil, pero que no dispone de carnet de moto.

El acceso a las 125 cc con el permiso B ha hecho proliferar diferentes modelos de tres ruedas que, pese a cubicar más, pueden conducirse sin ningún tipo de restricción también con el carnet de coche. Es el caso de las Qooder, una marca nacida en 2010 en el cantón suizo de Tesino y que se ha caracterizado por sus modelos de tres y cuatro ruedas.

Estos son los dos vehículos que vamos a sacar de su zona de confort –el tráfico urbano–, la Qooder de cuatro ruedas y la QV3, dos modelos muy similares pero completamente distintos en concepto y prestaciones.

La ruta la iniciaremos en la localidad costera de El Masnou y recorreremos desde el mar hacia el interior, descubriendo Vilanova del Vallès.

El Masnou

Situada solo a 20 km de Barcelona, esta población del Maresme de 24.000 habitantes es una de las referencias del veraneo barcelonés desde hace un par de siglos. No en vano, parte de la alta burguesía catalana ávida de mar se reunía en la citada localidad en los meses más calurosos del año, dejando diversas construcciones que atestiguan este pasado durante los siglos XIX y hasta mediados del XX.

En El Masnou podemos visitar diversas construcciones como la Casa de la Vila o la Casa del Marquès del Masnou, de estilo neoclásico, así como las modernistas Casa Benèfica, la Casa de Cultura o el CEIP Ocata, testigos del pasado esplendoroso de la localidad.

En la actualidad, su puerto deportivo alberga diversas actividades de ocio deportivo, así como nocturno. Para los amantes del mar, el Museo Marítimo es visita obligada.

Alella

Después de pasear por la zona más cercana al mar, donde encontramos el núcleo más antiguo del trazado urbano, iniciamos el viaje con nuestras dos Qooder hacia la vecina localidad de Alella.

Por la BP-5002 y solo a 2,5 km se encuentra esta localidad conocida por sus bodegas, vinos y viñedos y por ser la entrada al parque de la cordillera Litoral. Es en este desplazamiento donde las Qooder se muestran en su ambiente.

La enología es una de las actividades más completas que pueden realizarse en Alella, localidad de 10.000 habitantes, junto a los paseos por el parque natural, en el que destaca el mirador del Bosquet, que, situado en uno de los puntos más altos de la población, nos deja unas espectaculares vistas de toda la zona, además de una brisa marina fresca que nos aireará en los momentos más calurosos del verano. Hasta el mirador se puede acceder a pie o en vehículo, pudiendo aparcar a unos cien metros de distancia.

Desde el mirador, ponemos a prueba la comodidad y la eficiencia de dos motos que prometen un ángulo de 45º de apoyo lateral, como es el caso del modelo de cuatro ruedas, que, equipada con un motor de 399 cc y 32,5 cv, tiene potencia suficiente para subir por el puerto de montaña que nos llevará a Vallromanes. La QV3, con 346 cc y 28,9 cv, no se queda atrás, y por la revirada BP-5002 ambas motos nos dan una gran sensación de seguridad a la velocidad permitida, por lo que el conductor puede disfrutar de las curvas sea cual sea su nivel de conducción. Y es que estos dos modelos están hechos para circular sin complicaciones y pese a no disponer de ABS –equipan un sistema de frenado compensado–, su frenada se asemeja más a la de un coche que a la de una moto, incluyendo un pedal de freno que les permite la homologación para conducirlas sin carnet de moto.

Vallromanes

Vallromanes es la siguiente parada de la ruta, una población enclavada en plena sierra de Sant Mateu y conocida principalmente por albergar un campo de golf.

Esta localidad del Vallès Oriental, punto intermedio entre la costa de El Masnou y la ciudad de Granollers, es ideal para excursiones de montaña, btt o estancias de relax en algunos de sus hoteles.

Vilanova del Vallès

Sin esconder un patrimonio espectacular, Vilanova del Vallès nos puede llegar a sorprender gratamente. Este es el punto final de una ruta que pretende ser de nivel fácil y apta para todos los públicos que dispongan de una moto o un escúter urbano.

Tras seguir por la misma carretera, a unos cuatro kilómetros de distancia de un trazado menos revirado y que nos servirá para relajar la musculatura, Vilanova nos ofrece un rincón apartado como es el santuario de Santa Quiteria, una zona de relax con una pequeña iglesia con vestigios del siglo X, donde podremos refrescarnos en el local que acompaña la construcción. Cubierta de hiedra, la estampa que ofrece es el lugar ideal para finalizar una ruta que nos regalará la vista con mar, montaña y naturaleza. La conducción de estos dos modelos de tres y cuatro ruedas nos asegura diversión y seguridad sin buscar el límite.

Ficha de la ruta

SalidaEl Masnou (Maresme)
DestinoVilanova del Vallès (Vallès Oriental)
Distancia16 km
Tiempo31 minutos (sin parar)
DificultadFácil
Gasto en combustible1 € (coste estimado)
Datos técnicosQooder CuatroQooder QV3
EtiquetaEtiqueta C

Mapa de la ruta completa

¿Os animáis a hacer esta ruta? Si descubrís nuevos puntos de interés, dejad un comentario o compartidlos con la etiqueta #RutaRACC

Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *