Etiquetas medioambientales, ¡también para motos!

En abril de 2016, la DGT anunció la clasificación del parque de vehículos en España en función de su potencial contaminante. En aquel momento, la medida se aplicó principalmente a los turismos mediante el envío de una serie de etiquetas que identifican el nivel de contaminación de cada vehículo con un código de letras y colores.

La DGT ya ha extendido la medida a motocicletas, ciclomotores, triciclos y cuadriciclos, mediante el siguiente sistema de etiquetas:

  • Cero emisiones (azul): Vehículos registrados eléctricos de batería (BEV). Eléctricos de autonomía extendida (REEV). Eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros.
  • ECO (azul/verde): híbridos (HEV) e híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía inferior a 40 kilómetros.
  • C (verde): vehículos que cumplan las normas Euro 4 y Euro 3 (matriculados a partir de 2007).
  • B (amarilla): vehículos que cumplan la norma Euro 2 (matriculados a partir de 2003).

Los vehículos que no cumplan estas normas (matriculados antes de 2003), no disponen de etiqueta ambiental.

¿Para qué sirven?

Esta clasificación se enmarca en el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera (Plan Aire). El objetivo principal es beneficiar a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente, especialmente en ámbito urbano.

Este beneficio se ha materializado con el anuncio de las restricciones a la circulación de vehículos en las principales ciudades:

  • Barcelona: aprobado en diciembre de 2017, prohíbe la circulación de vehículos sin etiqueta en episodios de contaminación, pero prevé también restricciones permanentes a partir de 2020.
  • Madrid: el protocolo por alta contaminación, vigente desde octubre de 2018, prevé distintos escenarios que prohíben la circulación de los vehículos sin etiqueta. En situaciones de mayor alerta, solo permite la circulación a vehículos con etiqueta Cero o ECO.

Ante las restricciones de tráfico en el área metropolitana de Barcelona, la Fundación RACC ha propuesto medidas adicionales a las administraciones, como las Propuestas para mejorar la calidad del aire.

¿Cómo puedo adquirir mi etiqueta?

El proceso más sencillo para adquirir las etiquetas es consultar primero la página web de la DGT dedicada a los Distintivos Ambientales, introducir la matrícula del vehículo y comprobar qué etiqueta le corresponde. La etiqueta se puede recoger en las oficinas de Correos. Solo necesitas presentar el permiso de circulación del vehículo y abonar 5 euros.

Al igual que en los turismos, se recomienda pegar el distintivo en un lugar visible. Esto facilitará la identificación del vehículo por parte de las autoridades.

Comentarios
  1. Juan Manuel Orduña Pizarro

    ¿El sistema de fijación del adhesivo es similar al de los coches (para poner por dentro del parabrisas?

  2. Rafael

    Tengo una Vespa 200 del 90, impecable con ITV 2019, que Pasara, si círculo por BCN?

  3. Alex

    Es obligatorio llevarla y el no hacerlo supone multa o simplemente sirve para facilitar la identificación por parte de las autoridades de control?
    Es decir, en el peor de los casos te paran, comprueban y te vas?

    • RACC Blog

      Buenas tardes,
      No es obligatorio llevarla según la normativa actual pero sí que sirve para facilitar la identificación del vehículo por parte del control. Si no la llevas tienes más posibilidades de que te paren para hacer la comprobación.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *