Escúters para ciudad, mucho donde elegir

A pesar de la aparición de diferentes VMP (Vehículos de Movilidad Personal), como patinetes o bicicletas, los escúters siguen siendo una alternativa interesante para moverse por ciudad. Tienen la ventaja de que permiten hacer recorridos más allá de la zona urbana, pero nos vamos a centrar en los que tienen mejores prestaciones en la urbe.

Los escúters, a diferencia de las motos convencionales, permiten al conductor ir sentado. Al tener el motor en la rueda posterior, deja una base para sentarse con los pies juntos, y se pueden manejar sin cambio de marchas. Se han ido abriendo paso en el mercado por su comodidad y porque mantienen las ventajas de una motocicleta.

Los podemos encontrar de muy variadas prestaciones, precios y con condiciones diferentes en cuanto al permiso de conducir necesario. Desde los modestos ciclomotores de 50 cc hasta maxiescúters, con cilindradas y potencias altas.

Los podemos elegir entre los de rueda alta (con llanta delantera de hasta 16 pulgadas) y los de rueda baja. Estos últimos son ideales para ciudad, porque permiten un menor radio de giro y generalmente cuentan con un espacio bajo el asiento para colocar objetos como el casco. Los de rueda alta, en cambio, son más estables y cómodos, pero no suelen tener mucho espacio para la carga.

Los de tres ruedas, de los que cada vez vemos más circulando, son otra cosa por distintas razones. La primera, que técnicamente son considerados triciclos ligeros, lo cual elimina la limitación legal de cilindrada o potencia para los que solo disponen de permiso de conducir B (que solo pueden conducir motos de hasta 125 cc tras 3 años de experiencia). Después, que tienen mayor estabilidad y, por lo tanto, ofrecen más seguridad a quien los conduce.

Se trata de elegir el que más convenga según las circunstancias de cada uno. Estos son los tipos de escúter que mejor se adaptan a la circulación por ciudad.

Tipos de escúter

Ciclomotores

Sea una motocicleta convencional o un escúter, un ciclomotor puede tener como máximo 50 cc y estar limitado a 45 km/h. Para poder conducirlo hay que tener al menos 15 años, aunque solo pueden llevar pasajeros a partir de los 18. Es necesario disponer del permiso de conducción AM, que se obtiene tras pasar un test de preguntas de la DGT, un test psicotécnico y una prueba práctica en circuito cerrado.

Los ciclomotores son ideales para ciudad, ocupan poco espacio y son muy manejables. Pero al ser vehículos livianos y poco visibles, los conductores deben tener la máxima precaución. Se permite legalmente su circulación por carretera siempre que lo hagan por el arcén si es posible o por la derecha de la calzada y con cuidado cuando no hay arcén, pero tienen prohibido circular por autovía o autopista.

Pueden servir perfectamente para iniciarse en la circulación, sus precios son asequibles y tienen un consumo mínimo.

Escúters de 125 cc

Tienen la particularidad de que se pueden conducir con el permiso de conducir B y 3 años de experiencia (el de coche), siempre que no superen los 125 cc y una potencia de 11 kW (un poco menos de 15 CV) y no lleven sidecar; con más potencia es necesario disponer del permiso A2.

El abanico de precios en esta cilindrada es enorme, según la calidad de materiales, el tipo de motor, el diseño, para qué recorridos los queremos, etc.

Los que podemos denominar ciudadanos son como los ciclomotores, perfectos para zonas urbanas por su agilidad, pero con mayor seguridad y comodidad y más posibilidades de carga.

Pero justo en esta cilindrada, el diseño importa bastante (también en otras categorías, aunque no tanto) y hay una gran oferta. Los compradores que tienen un estilo más deportivo se pueden decantar por un modelo “sport”, pero últimamente tienen mucho éxito los “retros”, aunque hay que tener en cuenta que suelen ser más caros.

También podemos elegirlos con carrocería más grande o de distinto diámetro de rueda.

Hasta 250 cc

La categoría justo por encima de las 125 son las de 200 o 250 cc. Son menos vendidas porque es necesario disponer del permiso de conducir A2. Entre ellas, tienen más éxito las de 250 porque hay una buena oferta y porque tienen mayor potencia. Pueden llegar incluso a 25 CV, aunque sean un poco más caras.

Aunque están pensadas para ciudad porque son el hermano mayor de las 125, con características muy semejantes, las mayores cilindrada y potencia permiten pensar en recorridos más largos y salir a la carretera con mayores prestaciones.

Los mega-escúter o maxi-escúter

Son, como su nombre indica, escúters de gran tamaño y de mayor potencia y ruedas mayores. Pero a la vez, más pesados y con mayor consumo, aunque el depósito es más grande y tiene una buena autonomía.

Por lo tanto, no son los más indicados para ciudad, pero siguen teniendo ventajas como las del aparcamiento. Y, a pesar de todo, siempre son más recomendables que un coche en zonas urbanas. Pero para los que necesitan hacer habitualmente recorridos mixtos, es decir, también por carretera o autopista, son una buena opción.

Son muy cómodos por el tamaño que tienen, también para el segundo pasajero. Disponen de buena capacidad de carga (incluso pueden llevar alforjas). Son más seguros en general y con un equipamiento que, por poner solo un ejemplo, puede incluir asientos calefactados. Pero obviamente son más caros.

Aunque pueden llegar a 500 cc, las de 300, que seguramente son las más interesantes en recorridos mixtos, también son las que tienen una mayor oferta.

La seguridad ante todo

Debido a la mayor desprotección de este tipo de vehículo comparado con otros que sí llevan carrocería deformable, airbags, etc., la conducción de motos o ciclomotores requiere un plus de prudencia y anticipación del tráfico. Cualquier caída o colisión puede conllevar fácilmente lesiones de gravedad. Por ello, aparte de la obligatoriedad del casco, es recomendable escoger vehículos que incorporen frenos ABS y hacer uso de prendas de protección como guantes, chaqueta, pantalones y calzado. O, dicho de otra manera, evitar siempre circular con ropa que no proteja bien ante una caída.

Otros estudios de interés

Si tienes pensado comprarte una moto, consulta también estos estudios de la Fundación RACC:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *