Tengo un escape de agua, ¿qué hago?

Lo primero, si tienes un escape de agua en casa mantén la calma ya que los nervios no suelen ser buenos consejeros. Hecho esto, toma nota de estos consejos:

1. Localiza de donde sale el agua: es fundamental para poder parar el escape, y luego repáralo.

  • Si el origen es en tu casa, cierra la llave de paso que corresponda. Baños, cocinas y lavadoras acostumbran a tener su propio grifo de paso. En caso que no detectes el punto de fuga o no encuentres la llave de paso, cierra la general para cortar todo suministro de agua. Con esto, pararás el primer golpe.
  • Si crees que el agua proviene de algún vecino, trata de localizarle para que pueda tomar medidas, o si no le encuentras y el escape de agua es importante,  llama a los bomberos.

Escape de agua
2. Minimiza los daños:

  • Recoge el agua en cuanto puedas: toallas, fregonas…, ayúdate de todo lo que tengas a mano y que sea absorbente para desacerte del agua cuanto antes y que los muebles no sufran demasiado.
  • No utilices la instalación ni abras el grifo o la llave de paso general hasta que esté reparada la avería y el escape.

3. Pon solución al problema:

  • Antes de llamar al operario, comprueba tu póliza de seguro del hogar o contacta para confirmar qué cobertura te dan en este caso. También puedes acudir a l’asistencia de urgencias en el hogar de Nexdom, donde te atenderán las 24h, incluidos fines de semana o festivos.

4. Notifica los daños:

  • Informa a tu aseguradora de los daños en tu casa. Si tienes asegurado el continente, puede que también cubra los daños ocasionados en tus bienes.
  • Informa también si el escape de agua a ocasionado daños a otros vecinos.

Deja un comentario