La caldera de gas: posibles peligros y cómo evitarlos

Llega el invierno y, con el frío, también prestamos más atención a nuestra caldera de gas. Aunque, por lo general, son instalaciones cada vez más seguras, no están exentas de ciertos cuidados para evitar posibles riesgos. Si te preocupa que tu caldera pueda darte un susto, a continuación detallamos los principales riesgos y cómo prevenirlos.

Caldera de gas

 

1. Mala combustión: se produce cuando la caldera no está quemando completamente o de modo adecuado el gas. Esto puede producir un exceso de monóxido de carbono que en grandes concentraciones es tóxico para los seres vivos. Para detectarla, hay algunos indicios que pueden ayudarte a ver que algo no va bien:

  • La llama de la caldera de gas debe ser de color azul y estable. Si es amarilla o anaranjada, llama al técnico.
  • Si en la caldera aparecen manchas amarillas o marrones alrededor de la llama.
  • Si los indicadores luminosos del aparato se apagan a menudo.
  • Si se detecta una mayor condensación por la parte interior de las ventanas.

2. Fugas: en caso de detectar olor a gas o algún desperfecto o anomalía en los conductos de gas conectados a la caldera, cocina o radiadores, sigue estos consejos:

  • Cierra la llave de paso del gas.
  • Abre puertas y ventanas.
  • Evita a toda costa encender aparatos eléctricos (ni siquiera el teléfono móvil), accionar interruptores y prender cigarrillos o velas.
  • Llama al servicio técnico.

3. Mala ventilación: las calderas de gas necesitan una correcta salida de humos. Por eso es importante que estén colocadas en espacios con una buena ventilación y revisar que la salida de humos y las rendijas de ventilación no queden taponadas. Es la mejor garantía para evitar un susto si se produce una fuga o una mala combustión.

Para evitar todos estos posibles peligros, también es fundamental:

  • Mantener en buenas condiciones la instalación.
  • No manejarla sin un técnico especializado.
  • Hacer las revisiones periódicas de la caldera con el servicio técnico de la instalación o la compañía que te suministra el gas.

También es importante contar con un buen seguro del hogar que te cubra estas revisiones y te atienda ante cualquier duda o percance.

Comentarios
  1. Eva

    gràcies! bona informació!

  2. Hola muchas gracias por la info! Muy útil, me gustaría preguntaros una cuestión relacionada con el calor pero más encarada con las estufas. Cuales estufas/radiadores son los mejores para poner en el baño? Cuales resisten más al vapor de agua? Hay riesgos?
    Muchas gracias

    • RACC Blog

      Hola,
      damos respuesta a tus dudas:

      En un cuarto de baño debido a que se está en contacto continúo con la humedad y siempre es recomendable:
      1. evitar el uso de elementos conectados a la corriente
      Asimismo al ser estancias en principio cerradas y de dimensiones reducidas se recomienda además:
      2. evitar el uso de elementos de combustión (estufas de gas, eléctricas etc..)
      Lo idóneo son radiadores de calefacción de agua…en el caso en que no se disponga de ellos o no se quiera realizar obras se recomienda:
      1. radiadores de aceite, pero ya se han de conectar a la corriente eléctrica y ya sabemos que en el cuarto de baño eso puede suponer un riesgo. Se recomienda realizar una instalación fija (radiadores calor azul).
      2. bomba de calor (se aconseja por rendimiento).

      Esperamos que te haya sido de utilidad,

      ¡Un saludo!

  3. Gonzalo

    Buenas tardes, buen artículo y enhorabuena por vuestro blog. Os dejo un enlace donde explican el funcionamiento de las calderas de condensación por si os es de utilidad. Muchas gracias y un saludo

    http://dpmespecialidades.es/calderas-de-condensacion-rendimiento-y-eficiencia/

    • RACC Blog

      Genial. ¡Gracias Gonzalo!

Deja un comentario