Cosas que te pueden pasar en una comida navideña: ¡mejor prevenir!

Durante las fiestas navideñas, una de las épocas más bonitas del año, es cuando se registran más accidentes en el hogar. Reuniones familiares, cocinar para mucha gente y adornos y juguetes por todos los rincones pueden provocar accidentes domésticos que, como mínimo, nos den un susto. Y como pensamos que siempre es mejor prevenir que curar, hemos recopilado algunas de las cosas que pueden pasarte para que puedas evitarlas:

  • ¡Ojo con el árbol!: el árbol de Navidad es parte importante de las fiestas y decorarlo puede ser una perfecta actividad para realizar en familia, pero cuidado que también es fuente de accidentes. Vigila con las caídas tratando de poner los adornos: si no llegas bien, pide ayuda y coge una escalera estable y segura, pero nunca te subas estando solo.
  • Evita tener que llamar a los bomberos: tener el árbol cerca de fuentes de calor como chimeneas, estufas o calentadores, dejarse velas encendidas o demasiado cerca de cortinas y tejidos, no comprobar el estado de las luces de adorno… estos son servicios ya habituales para los Bomberos durante estas fiestas. Ten en cuenta sus consejos.

Para evitar accidentes durante las fiestas de Navidad extrema las precauciones con los más pequeños.

  • No pongas a prueba la instalación eléctrica: suele pasar que entre las luces de adorno, la calefacción, la cocina en marcha etc. sobrecargamos un poco la instalación. Vigila especialmente de no conectar más de 50 bombillas decorativas por enchufe y asegúrate que los cables están en buenas condiciones.
  • No subestimes la curiosidad de los más pequeños: estos días no paran de ver cosas que les llaman la atención: luces de colores, adornos, el árbol, envoltorios llamativos de regalos… todo son alicientes para tocar, coger y descubrir. Extrema las precauciones con ellos para que puedan curiosear sin dar un susto.
  • Mira por donde andas: puedes encontrarte de todo por el suelo: juguetes, piezas sueltas, adornos extraviados, papeles de regalo… todo posibles obstáculos que pueden hacer que resbales o tropieces y te caigas.
  • Si bebes, espera a coger el coche hasta estar en buenas condiciones o llama a un taxi.Si cocinas, no dejes que te distraigan: no serías el primero en quemar el pavo y acabar comiendo pizzas ni el último que se deja el marisco demasiado rato fuera del frigorífico y sin cocinar… Pero además de quedarse sin la típica comida de Navidad o tener una indigestión, pueden producirse incendios o, aunque parezca mentira, pequeñas inundaciones, ya que un clásico es olvidar un grifo abierto.
  • Si bebes, ni conduzcas ni hagas actividades de riesgo: un clásico de estas fechas. Son días de brindis, de vino, champán y licores, además de comidas copiosas y digestiones pesadas. Procura comer y beber con moderación para no acabar con empacho, y sobretodo, espera a coger el coche hasta estar en buenas condiciones o llama a un taxi.

Por si acaso, recuerda que puedes tener cubiertas todas las contingencias con los servicios para el hogar de Nexdom. ¡Lo importante es que nada arruine las fiestas!

No hay respuestas