Confinamiento con animales: ¿cómo cuidar a nuestras mascotas?

El confinamiento está trastocando nuestra vida diaria, pero también nuestras costumbres y horarios a la hora de tratar con nuestras mascotas. Las rutinas del día a día con ellas han cambiado en el último mes, ya que en muchos casos perros y gatos han visto como sus dueños han pasado de estar unas horas en casa a estar toda la jornada, trastocando los hábitos de animales muy acostumbrados a horarios establecidos.

mascotes en confinament

Paseos

Los perros son animales acostumbrados al aire libre, que necesitan de diversas salidas al exterior durante el día para oxigenarse y hacer sus necesidades fisiológicas. Si bien no está prohibido salir a la calle para pasear a una mascota, sí que existen diversos preceptos que deben seguirse. Con la entrada en vigor del estado de alarma, la Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno de España señala que los paseos deben ser cortos y únicamente para cubrir las necesidades fisiológicas, así como evitar el contacto con otros animales o personas, teniendo que priorizar los horarios de menor afluencia en la vía pública.

Es recomendable limpiarles las patas con toallitas húmedas una vez acabada la salida y –en caso de poder– lavarlo entero. De esta manera, evitaremos contagios no deseados. Es importante no hacerlo con alcohol sobre el pelaje o las patas ya que esto puede causar una gran molestia en las mascotas. Tampoco se recomienda el uso de mascarillas, ya que conllevan riesgo de asfixia.

En el caso de los gatos, si estos están acostumbrados a vivir en semilibertad, es aconsejable tenerlos siempre controlados y evitar que salgan a la calle sin control, para poder tener en todo momento un control sobre su higiene, ya que en caso contrario difícilmente sabremos con quién o con qué ha tenido contacto.

En este aspecto, los felinos son animales más difíciles de convencer, por lo que se deben extremar las precauciones en los espacios por los que suelen abandonar el hogar para poder evitarlo, bloqueando o tapando las vías de salida.

Es cierto que estos cambios de hábitos pueden causar un cierto desconcierto en nuestra mascota, ya que inicialmente puede costarles unos días de adaptación, pero es totalmente necesario seguir estas recomendaciones para evitar ser multado y poner en riesgo nuestra propia salud y la de los que nos rodean.

Consultar con el veterinario de confianza también puede aportar nuevas ideas, ya que si este conoce el carácter de la mascota, podrá aconsejar medidas para sobrellevar mejor el encierro.

Ampliar el territorio de acción

Dentro del hogar, las mascotas suelen tener sus espacios habituales. Pese a que en ocasiones durante nuestra vida diaria, se les puede reducir el radio de acción, es recomendable durante estos días no hacerlo, evitando tenerlos en jaulas o espacios pequeños, ya que el menor movimiento durante los paseos se debe complementar con un mayor radio de acción.

Hay que tener en cuenta que su espacio vital se ha visto ocupado por los componentes de la familia, que en la mayoría de casos han pasado a estar durante 24 horas en el hogar, un territorio en el que anteriormente podían campar a sus anchas durante diversos momentos del día. En este aspecto, los gatos, por ser más territoriales, serán quienes más lo sufran, pudiendo llegar a miccionar en algunas partes de la casa como muestra de disconformidad, o incluso rascándose hasta producirse heridas por la ansiedad provocada por los nuevos cambios.

Entretenimiento

Una buena manera de mantener el statu quo del hogar es tener al animal entretenido. El mayor numero de horas en casa nos permitirá disfrutar más de nuestras mascotas, por lo que es un buen momento para entretenerlas y, de paso, entretenernos.

En el caso de los animales más nerviosos y con necesidad de un mayor ejercicio físico, una solución puede ser una cinta de correr, ya que así el animal podrá desfogarse y quemar energía, evitando posibles molestias como pueden ser pequeños destrozos o comportamientos irascibles. Entretenerlos con juegos –lanzamiento de pelota, por ejemplo–, estimularlos escondiendo premios o con objetos de goma también les hará quemar energía y que se mantengan distraídos.

Enseñarle nuevos trucos es también una buena manera de tener ocupado al animal y, de paso, fomentar la obediencia: sentarse, tumbarse, dar la pata, o una larga infinidad de trucos por el estilo, serán ideales para mantener la actividad mental del perro. No lo intenten con gatos, ya que probablemente sea el dueño quien acabe haciendo lo que el felino quiera.

Alimentación

Debido al menor desgaste energético, es recomendable no aumentar la ingesta de alimentos, ya que el incremento de peso puede ser un problema en el futuro. De hecho, debido a esta menor actividad, los expertos recomiendan una reducción de la cantidad de comida habitual, adaptándonos a las necesidades del nuevo estilo de vida de estos días. El pienso habitual es suficiente para una correcta alimentación, evitando el exceso de latas de paté o alimentos blandos, muy calóricos en general.

De nuevo, consultar con el veterinario es la opción más correcta en caso de duda.

Salud

Con el cambio de hábitos de estos días, cabe la posibilidad de un empeoramiento de la salud, sobretodo en los gatos, debido a que el cambio de su rutina les afecta en mayor medida. El pelo del animal –una pérdida excesiva puede ser un síntoma–, el aumento del flujo respiratorio, deterioro de dientes y encías o el cambio de comportamiento pueden ser síntomas de que algo no anda bien. Una revisión habitual puede evitarnos males mayores para tratar a tiempo con profesionales el posible problema de salud.

Transmisión de enfermedades

Mucho se habla durante estos días de la transmisión del coronavirus de animales a humanos, pero no existe ninguna evidencia fundamentada que lo certifique. El caso de un perro sin síntomas con la Covid-19 en China creó escenas de psicosis sin fundamento, ya que no se ha demostrado que estos animales puedan transmitir el virus a los humanos.

Sin embargo, es recomendable tener la máxima precaución con el animal, porque si bien no transmite el virus, los elementos de este sí que pueden ser fuente de contagio: correas, collares, juguetes…, por lo que es aconsejable mantener extremada la higiene del animal. El virus puede vivir durante horas o días en algunas superficies –no así en el pelo del animal–, por lo que la desinfección de los citados objetos se hace primordial.

Plan de acción

Una última recomendación es la de tener un plan de acción trazado. Son muchas las personas que viven solas con animales de compañía, por lo que es recomendable que estas tengan una alternativa en caso de infección con posible ingreso hospitalario. Tener a alguien con quien dejar la mascota o que cubra las necesidades básicas de esta –alimentación, paseos, higiene, etc.– es de vital importancia para el bienestar de nuestros animales. En un caso de estas características se recomienda el uso de nuevos utensilios para el animal (collar, correa…), desechando los anteriores para evitar la propagación del virus.

Comentarios
  1. Hola, acabo de leer tu articulo y es impresionante, he aprendido muchas cosas sobre estos animales, ademas tenemos algo en común; que amamos los animales.
    Sigue escribiendo más post así lo estas haciendo genial!
    Pásate por mi web y encontraras también muy buenos artículos como el tuyo, igual puedes coger alguna idea.
    https://www.animalesexoticoss.org/
    Enhorabuena por vuestro estupendo trabajo…
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *