10 formas de ahorrar agua en casa

Home 001

Cada persona puede llegar a consumir entre 100 y 200 litros de agua al día. Sin embargo, el agua no es un recurso infinito ni que llega a todo el mundo por igual. Te recomendamos siguir estos trucos que repercutirán, además, en la factura:

  1. Cierra bien los grifos y arregla los que goteen: Son recomendables los grifos monomando y, siempre, en buenas condiciones. Una gota cada dos segundos puede suponer la pérdida de 6.000 litros de agua al año.  Si evitamos esto, podemos ahorrar unos 30 litros al día .
  2. Utiliza aireadores o reductores del caudal: colocados en los grifos, reducen el caudal de agua pero no la utilidad. Pueden ayudar a ahorrar hasta un 50% de agua.
  3. Cierra el grifo mientras… te lavas los dientes o la cara, te afeitas o friegas los platos. También puedes usar un vaso para enjuagarte la boca.
  4. Mejor cisternas de doble carga: permiten vaciar toda la cisterna o solo la mitad, en función de las necesidades. En algunos casos, también cuentan con sistema para parar la descarga de agua de forma voluntaria. Si la cisterna de tu váter no dispone de este mecanismo, puedes recurrir al sistema casero de poner una botella de litro llena de arena dentro de la cisterna. Este truco te permitirá ahorrar más 4.000 litros de agua al año.
  5. Apuesta por la ducha: aunque una bañera puede ser muy relajante, llenarla supone unos 300 litros de agua. Con una ducha de unos 5 minutos, gastarás 80 litros. Y eso sin contar con aireadores en el grifo: en ese caso, puedes reducir la cantidad a 60 litros de agua.
  6. El lavavajillas y la lavadora, al completo: si son electrodomésticos eficientes y esperamos a que estén llenos, o usamos programas de media carga, ahorraremos respecto al lavado a mano.
  7. No descongeles los alimentos debajo del grifo: puedes sacarlos con tiempo del congelador o utilizar, si tienes, un microondas.
  8. Aprovecha el agua de hervir para regar las plantas: También puedes aprovechar el chorro de agua que sale mientras esperamos que se caliente el agua de la ducha. En vez de dejarlo perder, recógelo con un vaso o con cubo y guárdalo para regar. iStock_000024940705_Medium
  9. Las plantas, mejor autóctonas: se adaptan mejor al clima y consumen menos agua. Riégalas por la noche ya que así evitarás pérdidas por evaporación. Y si dispones de sistema de riego, mejor gota a gota o aspersores de alta eficiencia.
  10. Mantén el agua de la piscina: si la tienes siempre en perfectas condiciones, evitarás tener que vaciarla y malgastar agua.

Si conoces algún otro truco de ahorro, puedes añadirlo a la lista dejando un comentario.

Comentarios
  1. Josep Armengol

    El punto 2 no es cierto, lo he comprobado experimentalmente, y cualquiera lo puede hacerm gasto 4veces mas agua si me lavo las manos con el aireador! Palabra de científico riguroso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *