La seguridad vial del runner

Esos locos que corren. Los hay de muchos tipos: los que quieren mantenerse en forma a un coste razonable; los que buscan mejorar sus tiempos en competición; los que van acompañados por otros runners, o los que prefieren la única compañía de su música. Están los que salen uniformados humildemente con una camiseta de marca blanca, o los que corren solo para poder estrenar los últimos gadgets tecnológicos del mercado…

seguridad vial del runner

Creatividad: Ferran Morales

Sea como fuere, todos tienen algo en común: una afición que se disfruta al aire libre y que nos hace, a todos los que compartimos la vía pública, responsables de fomentar la convivencia y evitar accidentes y atropellos. Correr es un hábito saludable, evitemos que deje de serlo por pequeñas imprudencias. Os exponemos algunos consejos para la seguridad vial de los runners:

  1. Obedecer las normas de circulación. El runner es un peatón que va a mayor velocidad y sometido a la propia actividad de correr, con lo que es menos previsible para los coches. El corredor suele concentrarse en una línea recta imaginaria y cualquier desviación le supone un esfuerzo extra, pero ese pequeño esfuerzo –parar en un semáforo, alargar hasta el paso de cebra…– es por un bien mayor: la propia seguridad. Si te toca ser conductor, aminora tu velocidad cuando te acerques a un paso de cebra o a un cruce, facilitándole el paso al corredor.

  2. Elige correctamente el circuito. Las zonas urbanas registran la mayor parte de los atropellos de peatones en España y el 68% de los fallecidos, mientras que en las vías interurbanas hay menos víctimas pero más graves. Recuerda que siempre se debe correr por la acera, sigues siendo un peatón. Si sufres por tus articulaciones, elige otro circuito: el parque, el río, el paseo marítimo o incluso una pista de atletismo si tu intención es hacer series. En caso de correr por carretera, debes hacerlo por el arcén y en el lado izquierdo, de frente a la circulación.

  3. Usa prendas favorables pero útiles. Usa preferiblemente prendas reflectantes y/o con colores vivos, sobretodo si corres a horas de poca luz o con condiciones climatológicas adversas. Ponle las cosas fáciles a los conductores y hazte ver. Igual de importante es que tú les veas a ellos cuando estás corriendo, por eso si eres de los que luce gafas de sol cuando sale, recuerda que éstas siempre deben tener una función y es la de ver con mayor claridad y anticipar la presencia de coches u otros peatones. Úsalas en días de mucha luz y evítalas cuando salgas por la noche.

  4. La música. Que sea motivante, que no distraiga. La música, esa gran aliada que te marca el ritmo, puede ser a su vez tu mayor enemigo. Llevarla demasiado alta, concentrarte únicamente en ella e ignorar el entorno puede ser muy perjudicial. Todos tus sentidos, incluido el del oído, deben trabajar para tu seguridad. Ante un cruce o una intersección, retírate un auricular o baja el volumen.

  5. Precaución, ¡runner fatigado! Llegas al final de la distancia prevista y estás cansado, pero debes prestar la misma atención al entorno que cuando empezaste. Sabes que tus reflejos están debilitados y anticiparte a los imprevistos será una odisea, así que ahora, sí que sí, debes tener interiorizados todos los consejos anteriores. Recuerda, además, hidratarte bien y evitar las horas de mayor intensidad solar para no aumentar la fatiga.

la seguridad vial del runner

Creatividad: Ferran Morales

La carretera es de todos y de todos es la responsabilidad de saber convivir en ella, vayamos en zapatillas o sobre ruedas. Evitemos las situaciones que comprometan la integridad de cualquier usuario de la vía pública. Detrás de cada uno de ellos se encuentran personas que le quieren de vuelta: la familia, amigos, compañeros, y esperan que llegue con la sonrisa de siempre, la de la satisfacción de haber salido a correr.

Recuerda que en diciembre tienes la #10kmRACC que se celebra en el Circuit de Catalunya y ese día podrás correr pensando únicamente en hacer tu mejor carrera. De tu seguridad, ya se encarga el RACC.

Autora: Helena Artacho.

Deja un comentario

x

Suscríbete a nuestro boletín