Ruta en coche eléctrico y cero emisiones: de Caldes de Montbui a Viladrau

Con la cordillera del Farell y el Pic del Vent de fondo, ponemos en marcha una ruta en coche eléctrico de 70 kilómetros entre la villa termal de Caldes de Montbui y Viladrau, municipio conocido por la calidad de su agua mineral. Un trayecto sin ningún tipo de complicación en el que se puede disfrutar de carreteras de montaña y parajes de ensueño.

Ruta en coche eléctrico: de las termas romanas del Vallès a las aguas minerales de la comarca de Osona

El coche elegido en esta ocasión es un BMW i3, el pequeño compacto eléctrico de la marca bávara que promete 300 kilómetros de autonomía y unas muy buenas prestaciones en carretera. A pesar de ser un vehículo eminentemente urbano, el i3 se comporta con agilidad por vías secundarias y solo echa de menos los puntos de recarga de una red aún poco preparada.

Con una visita a la plaza de la Font del Lleó, presidida por la fuente del mismo nombre, de la que emana agua a 74 grados, los carismáticos adoquines de Calders, extraídos en la misma villa y que urbanizaron durante los siglos XIX y XX gran parte de ciudades como Barcelona, ​​hacen tambalear la suspensión del vehículo, dando un toque de antigüedad que nos transporta algunos años atrás.

Las aguas termales cloruradas sódicas, que brotan a más de 70 grados, invitan a visitar el “Safareig”, reconvertido en una piscina municipal de aguas termales, donde se puede disfrutar de una buena relajación a precio módico.

En marcha, iniciamos la ruta

Coche eléctrico BMW i3

Iniciamos la ruta, habiendo cargado el vehículo en el punto eléctrico situado en la salida sur del municipio, y tomamos la marcha bajo la atenta mirada de algunos residentes de la zona, sorprendidos por la nula sonoridad del coche de la marca de Múnich.

La C-59 es nuestra vía de salida en dirección norte, donde pronto llegamos a Sant Feliu de Codines y aprovechamos para disfrutar brevemente de las vistas del espacio natural de Sant Miquel del Fai, recinto de vistas fotográficas espectaculares y un buen lugar para pasar el día. Retomamos la marcha por la misma comarcal, por la que accedemos a Cim d’Àligues, un recinto de cría y recuperación de aves rapaces en el que se puede disfrutar de una experiencia única en el entorno animal.

Siguiendo en dirección Castellterçol, ya entrando en la comarca del Moianès y dejando atrás el Vallès Oriental, la ciudad textil nos agasaja con una visita a la casa-museo de Prat de la Riba, en la plaza del mismo nombre.

Moià es el siguiente punto de paso. La Casa de las Joyas, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad con 400 años sobre sus muros, nos ofrece un primer punto de vista de la historia de una de las principales villas del altiplano.

Moia-BMWi3

Proseguimos el viaje hacia Viladrau girando hacia el este en la N-141C, atravesando Collsuspina antes de llegar a Tona. Los restos del castillo nos dan la bienvenida a la comarca de Osona, y de allí pasamos a Sant Miquel de Balenyà por la BV-5303 en dirección a Seva, donde la estatua dedicada a su hijo predilecto, el bicampeón del mundo de motociclismo Àlex Crivillé, nos saluda desde el pedestal.

Continuamos por la retorcida carretera hasta el cruce de la GI-520, en que comenzamos el último tramo hacia nuestro destino.

El comportamiento del coche eléctrico BMW i3

El comportamiento del vehículo, de 170 caballos, hace que sea perfecto para este tipo de rutas, de corto trayecto y carreteras de segundo orden. La aceleración del motor eléctrico –muy sorprendente para quien no ha conducido nunca este tipo de mecánica– favorece el avance de vehículos más lentos en tramos rectos, haciendo incluso la conducción más divertida.

Las llantas de 19 pulgadas, con un neumático de 175 de ancho, esconden un sistema de frenado regenerativo que permite la carga del vehículo mientras circula. Con una autonomía declarada de más de 300 km en condiciones de uso normales, con la calefacción y el sistema multimedia activados el coche reduce en casi 100 km esa duración.

La llegada a Viladrau va acompañada de una recarga en los surtidores situados delante del ayuntamiento. Sin enchufe de carga rápida en el vehículo, solo queda la opción de la carga lenta, que es suficiente para poder iniciar el viaje de vuelta con todas las garantías.

Carga coche eléctrico

El pueblo del bandolero Serrallonga nos recibe con sus aguas minerales naturales, y tras recorrer algunos caminos y carreteras cercanas, se entiende como Antonio Zanini se convirtió en un campeón en el mundo de los rallies. La parada para comer nos ofrece varias opciones, siendo el Restaurante Can Berri el elegido por la variedad en su menú y la calidad del mismo, además de un precio de poco más de 10 € por persona.

Dos horas después, la llegada al vehículo nos deja la sorpresa de una carga únicamente de 20 kilómetros. En un eléctrico siempre se debe de revisar el modo en el que se deja el cargador y una carga de bajo consumo requiere muchas horas más, por lo que es totalmente aconsejable configurarlo antes de iniciar una ruta para evitar sustos de este tipo.

Obligados por la carga mínima, y con el teléfono de asistencia del RACC al alcance, la vuelta se realiza por la C-17 hasta La Roca del Vallès, único punto de recarga rápida que incluye el cable necesario para realizarla.

Treinta minutos después –el mismo tiempo que se tarda en dar de alta la tarjeta del servicio de carga in situ– el coche recupera la autonomía hasta los 220 kilómetros, el 80% del total, lo que ya es suficiente para llegar a la sede central del RACC en la Diagonal de Barcelona, ​​después de haber disfrutado de una ruta ‘acuática’ con un nivel cero de emisiones.

Las siete claves a tener en cuenta en una ruta en coche eléctrico

  1. Planificar la ruta con anterioridad
  2. Cargar totalmente la batería del vehículo
  3. Descargar la APP del RACC para comprobar el tráfico
  4. Comprobar los puntos de carga disponibles en el trayecto, como facilita Electromaps
  5. Equipar la manguera de carga rápida
  6. Disfrutar del trayecto con seguridad
  7. Respetar el entorno

¡Si te animas a hacer la ruta recomendada, aprovecha estas fechas para acercarte a la Feria del Abeto de Espinelves, que tiene lugar del 2 al 10 de diciembre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *