¿Cuál es la mejor postura para ir en bici?

Gracias, en buena medida, a los servicios públicos de alquiler, desplazarse en bici ha dejado de ser una afición de unos pocos para convertirse en un hábito diario para miles de personas.

Más cómodos, más seguros

Aunque la mayoría de trayectos urbanos sean cortos, conviene siempre adoptar una postura correcta ante el manillar. Evitaremos lesiones o molestias físicas –principalmente en espalda, muñecas y rodillas–, pero también reaccionaremos con mayor rapidez ante cualquier contratiempo. Como sucede al volante de un turismo, la postura en bici es un factor que también influye en la seguridad.

La postura para ir en bici influye en la seguridad

Lógicamente, la postura para ir en bici dependerá del tipo de vehículo que se utilice. Concretamente, de la posición y la forma del manillar. A grandes rasgos:

  • Los manillares altos de las bicis urbanas o de paseo exigen una posición más erguida, que resulta inicialmente más cómoda y permite disfrutar mejor del entorno. El peso del ciclista se distribuye entre el asiento y los pedales.
  • Los manillares más bajos de las bicis de uso deportivo (ruta, montaña, etc.) necesitan de una postura más inclinada, que permite maniobrar con mayor velocidad y potencia. En este caso, el manillar debe absorber mucho más peso.

 

¿Cuál es la mejor postura para ir en bici?

Consejos básicos para una buena postura

A partir de esta división inicial, se pueden definir los siguientes consejos básicos:

  • Una bici de talla adecuada. Resulta obvio pero conviene recordar que la bicicleta debe adaptarse a la altura y el peso del conductor, no al revés, tanto en niños como en adultos. Por ello, conviene siempre probarla antes de comprarla. Esta adaptación es más complicada en bicis públicas, por lo que debemos prestar especial atención antes de iniciar un trayecto…
  • Altura del sillín. Es fundamental para una postura correcta, sea cual sea el tipo de bicicleta. La norma básica es que, montados en la bici y con el pedal abajo, la pierna esté prácticamente estirada. Generalmente, el manillar es el único elemento regulable de las bicis de servicios públicos. Conviene adaptarlo a nuestra talla antes de cualquier uso.
  • Posición del pie. Un error común, que los ciclistas mejor equipados resuelven con el uso de zapatillas con calas, es hacer fuerza con el centro de la planta del pie. El apoyo en el pedal debe realizarse por la zona del metatarso, la parte carnosa del pie que tenemos después de los dedos.
  • Apoyo de las muñecas. Brazo y mano deben estar en línea recta. La mano debe descanse sobre el manillar de un modo natural, sin tensiones y sin estirar demasiado la muñeca.
  • Pedaleo sin tensiones. El apoyo del pie y de las muñecas define en buena parte el pedaleo, con las piernas paralelas, ni demasiado abiertas ni con las rodillas metidas hacia dentro.
  • Indumentaria y accesorios. El uso urbano supone en general que se utilice la bici sin una indumentaria especial, pero debemos asegurar que nos permita una libertad de movimientos adecuada. Lo mismo con el peso de los objetos que llevemos (mochilas, maletas, bolsas, etc.), que deben ubicarse en el portaequipajes o, si no es posible, llevarlos bien sujetos en la espalda.

Consejos básicos para una buena postura

Como comentábamos, la postura en la bici depende de muchos factores y los consejos anteriores son muy generales. En caso de sentir molestias por el uso de la bici, debe visitarse a un especialista médico.

Comentarios
  1. José Manuel

    Hola, buenos días.
    Felicidades!!, por el reportaje, sobre las posiciones de la Bicicleta.
    Saludos.

    • RACC Blog

      Muchas gracias José Manuel!
      Si te interesa algún otro tema relacionado con la bicileta, no dudes en decírnoslo para que lo podamos trabajar.
      Gracias por tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *