Innovación y polivalencia, las armas de Sainz para el Dakar

Faltan cuatro semanas para que el piloto del RACC, Carlos Sainz, vuelva al Dakar. Esta vez con el Peugeot 2008 DKR. El equipo está integrado por otros dos auténticos campeones: Cyril Despres (cinco DKR) y “Monsieur Dakar” Stéphane Peterhansel (seis DKR en moto y cinco en coches).

Carlos Sainz equipo

El equipo ha llevado unas intensas jornadas de preparación en Marruecos, tras otras en Château-Lastours, Freneuse, Montlhéry, Creusot. La satisfacción es general, como confirma Bruno Famin, Director de Peugeot Sport, aun con la prudencia que impone la juventud del modelo:

«Las pruebas que hemos llevado a cabo han ratificado las opciones técnicas elegidas. Abordamos esta aventura con ambición pero, también, con mucha humildad. Al implicarnos en los rally raid, empezando por la más dura de las pruebas del calendario, nos encontraremos ante una multitud de obstáculos y de problemas. Por este motivo, afrontaremos una etapa tras otra, sin pensar en un objetivo global. En este primer año, nuestro objetivo número 1 no es otro que el de llegar lo más lejos posible con el mayor número de coches.»

Experto en la puesta a punto y habituado a conducir todo tipo de vehículos, Carlos Sainz valida la base técnica elegida:

«El equipo ha preparado un coche muy especial, innovador, que ofrece una polivalencia real para afrontar los diferentes terrenos que encontraremos. El concepto funciona muy bien. Después de nuestras pruebas, sabemos que podemos ir muy deprisa aunque, como en todos los coches de carreras nuevos en su primer año de existencia, es difícil asegurar al 100 % su fiabilidad.»

Técnicamente es un dos ruedas motrices, lleva un motor central diésel V6 biturbo de 340 caballos, de tracción delantera,  Poco peso (1.280 kg), muy alto de suspensión (el Peugeot 2008 DKR lleva unas suspensiones de 460 mm) y muy rápido (alcanza los 200 km/h). Tras muchos años, décadas de insistir en la mecánica de los 4×4, evolucionando sobre los turismos llevándolos a ser de tracción total y luego los 4×4 más ligeros, ahora parece que las marcas buscan en los menos pesados y elevados buggies (con el cambio a la tracción delantera) la victoria que les dé prestigio en el mercado.

Peugeot 2008 DKR coche Dakar

Los tres pilotos reconocen que han debido adaptar su pilotaje a un vehículo mucho más nervioso en sus reacciones. Stéphane Peterhansel lo explica así:

“La facilidad con que el 2008 DKR absorbe baches es sorprendente. Acostumbrados a ser sacudidos en el habitáculo como muñecos, el comportamiento de la DKR 2008 es infinitamente más suave y eficaz. Se añade a esto el tamaño de las ruedas de gran diámetro. Es una sensación reconfortante, que permite pasar sobre baches a 120 km/h o 130 en lugar de simplemente 80. Al ser un tracción delantera el DKR 2008 exige un toque de suavidad y más preciso al volante ya que no es tan fácil de controlar. Necesitas estar siempre en el punto del deslizamiento”.

interior coche Peugeot 2008 Dakar

Si queréis seguir la actualidad del Rally Dakar así como información y anécdotas del resto de rallies, Campeonatos del Mundo de Fórmula 1, y Motociclismo, seguidnos en RallyRACC,  Facebook y Twitter.

Fotos: Peugeot/Red Bull