Indianapolis: The racing capital of the world

Es con este título como esta ciudad se reconoce a sí misma: la capital mundial de las carreras. La verdad es que las 500 Millas de Indianápolis, que se disputarán el 25 de mayo tras dos semanas de actividad entre entrenamientos, sesiones de clasificación y carreras de homenaje, son especiales.

500 millas de IndianápolisFoto: The359

Tal vez sea así porque es una de las competiciones del motor más antiguas y que todavía perdura. O porque se disputa en los Estados Unidos y ya sabemos qué concepto tienen los norteamericanos del espectáculo y del negocio.

La primera edición se celebró en 1911 y desde entonces ha tenido lugar siempre excepto en las guerras mundiales. Es una carrera de monoplazas a 200 vueltas sobre el óvalo de 2,5 millas o 4,023 kms para cubrir la distancia de 500 Millas (805 km).

Fermí Vélez, el primer español

El piloto del RACC Fermí Vélez fue el primer español que participó en las 500 Millas de Indianapolis en 1996. Y un año después se anotaba otra famosa carrera de resistencia, las 12 Horas de Sebring y conseguía ser 10º en las 500 Millas. Fermí Vélez tenía un gran palmarés y futuro en la competición pero por desgracia falleció el 8 de noviembre de 2006 víctima de un cáncer. Las 24 Horas de Barcelona que se disputan en el Circuit de Barcelona-Catalunya llevan su nombre y los vencedores obtienen un trofeo especial con su nombre.

En las competiciones americanas los protagonistas suelen ser miembros de auténticas dinastías: Andretti, Unser o pilotos de leyenda como Mears, Rutherford, Rahal, etc. La carrera está llena de detalles que la hacen adictiva: el vaso de leche para el ganador cuyo origen se remonta a 1928 (lo pidió por primera vez Louis Meyler tras vencer); el trofeo Borg Warner, que se entrega desde 1936 y cuya originalidad es que en su superficie están los rostros de todos los ganadores desde el primer día; y así una larga lista. Para otro post queda repasar los pilotos de F1 que han pasado por el óvalo para ver su cara grabada en el trofeo Borg Warner.

Rodger Ward recibe el vaso de leche en 1959, (1:10 en el siguiente vídeo):

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=nwLOR4RO4IM]

 

Una carrera de alto riesgo

Es una carrera de altísimo riesgo y con accidentes que en varias ocasiones han sido mortales a pesar de la seguridad pasiva de los monoplazas y las medidas de seguridad en pista. En el vídeo se puede comprobar cómo el cockpit o caja de seguridad resiste los sucesivos impactos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ivAm2MLhC5I]

 

Las asistencias intervienen de inmediato y se traslada a los pilotos a la clínica del circuito y luego al hospital en helicóptero medicalizado. Son del mismo tipo de helicóptero que están de guardia en el Gran Premio de F1 o de MotoGP, los helicópteros medicalizados del RACC y que son los mismos que se desplazan cuando un socio necesita asistencia médica urgente en caso de accidente. Un helicóptero como el que se puede ver aquí.

No hay respuestas