Calzoncillos, hipopótamos y escarabajos: las manías de los pilotos RACC

Pol EspargaróTodo el mundo sabe que Ángel Nieto habla de sus 12+1 títulos mundiales. Evita como sea citar el número trece, un dígito considerado de mal fario en la cultura occidental. Nieto también tenía la costumbre de frotar con el suelo todo mono de competición nuevo antes de ponérselo para una carrera y así evitar la posibilidad de que fuera un estreno con él dentro…

Entre los pilotos RACC de motos tenemos todas las variantes. Pol Espargaró le da unos cuantos besos a la cúpula de la moto cuando sale por el pit-lane y siempre deja su ropa bien doblada, sin arrugas. Desde los 16 años lleva un colgante como amuleto y no se lo quita nunca. Es de los que habla con la moto. Su hermano Aleix antes de subir a la moto se da unos golpecitos en la cabeza, como un mecanismo de activación. Lleva un colgante con un pequeño hipopótamo de plata y un 41 que le acompañan por todo el mundo. Y habla con la moto, siempre, sobre todo antes de subirse.

Más reservado es Àlex Rins, que confiesa tener amuletos varios y muchas supersticiones pero se las calla para no romper el encanto, y nos dice que sí, que también habla con la moto. Toni Elías lleva una medalla de la Virgen de Montserrat, un escarabajo egipcio y una imagen de Sant Benet. También habla con la moto, como Marc Márquez, que sigue siempre varias rutinas, la más especial es que para los entrenamientos lleva calzoncillos de color azul y para la carrera, de color rojo… Jorge Lorenzo es el más escéptico e incrédulo de todos ellos. Dice que no tiene manías, ni lleva amuletos ni habla con la moto.

No hay respuestas