Anécdota deportiva. GP de Mónaco de F1: ¡Hombre al agua!

GP_Mónaco_Ascari

En 1955, Mónaco volvía al Mundial de Fórmula 1 tras cinco años de ausencia a causa de algunas obras y del asfaltado de la pista. El retorno fue pasado por agua. No por la lluvia, sino porque el italiano Alberto Ascari se remojó en las aguas del puerto con coche y todo. No se puede argumentar que fuera un despiste por la remodelación, ya que el trazado seguía siendo el mismo, pero la verdad es que el susto fue considerable.

En el Gran Premio de Mónaco, Fangio iba líder; su compañero de Mercedes, Moss, segundo y Ascari tercero, a 30”. A media carrera Fangio tuvo que abandonar y Moss, su compañero en el equipo Mercedes, pasó a liderar la prueba, pero en Mercedes decidieron que parara y que Fangio tomara el volante para sumar puntos (el reglamento lo permitía). Ascari iba a fondo cuando leyó en la pizarra: “Moss KO”. El Lancia número 26 del italiano se situó líder en esa vuelta, a 19 del final. Pero en la persecución de Moss, los frenos del Lancia se habían fatigado y al llegar a la chicane, Ascari no pudo dominar su monoplaza y cayó al agua.

El equipo de submarinistas de la organización lo rescató en pocos minutos y se libró con tan solo la nariz rota. La muerte que evitó aquel 22 de mayo le llegaría cuatro días más tarde en Monza, probando el Ferrari Sport de Castellotti.

En el GP de Fórmula 1 de 1957, Mónaco vivió un accidente similar entre Hawthorn y Collins pero la fortuna hizo que ambos coches quedaran a pocos centímetros de caer al agua.

 [youtube http://www.youtube.com/watch?v=vtxrp52PeDE&w=420&h=315]

Más información en RACC Motor Sport.

Fuente imagen