Desescalada: ¿Cómo debemos usar el vehículo?

Las fases de la desescalada permiten el uso del vehículo particular de diferentes maneras.

desescalada cómo usar el vehículo

El Ministerio de Sanidad del Gobierno de España ha establecido cuatro fases para completar el fin del confinamiento. En ellas se especifican las medidas de debido cumplimiento para seguir con la evolución y tratar de dejar atrás el virus de la Covid-19 en la medida de lo posible.

La información sobre las fases más avanzadas todavía no está del todo cerrada en materia de transporte privado, por lo que la información aquí expuesta está supeditada a futuros cambios legislativos conforme vayan evolucionando estas.

Pese a estar instauradas las fechas de inicio, estas estarán supeditadas a una serie de criterios:

Criterios para avanzar entre fases del Gobierno de España:

El Ministerio de Sanidad decidirá, guiándose por un panel integral de marcadores objetivos, la disposición en la que se encuentra cada provincia o cada unidad territorial para avanzar. Se trata de los siguientes criterios:

  1. Las capacidades estratégicas del sistema sanitario, tanto en su vertiente de atención primaria como hospitalaria.
  2. La situación epidemiológica en la zona; es decir, el diagnóstico y la identificación de la situación concreta de la pandemia.
  3. La implantación de medidas de protección colectiva en comercios, transportes, centros de trabajo y en cualquier espacio público.
  4. Los datos de movilidad y económicos.

Estos marcadores serán públicos, de modo que la ciudadanía pueda conocer los criterios en los que se basan las decisiones políticas que van a determinar la vuelta a la nueva normalidad en cada territorio.

FASE 0

La fase 0 es la preparación para la desescalada, en la que se establecen medidas de alivio comunes para todo el país por el descenso de la curva de contagios de la Covid-19.

USO: En esta fase se permite la movilidad para los mismos usos anteriores al plan, como pueden ser desplazamientos al trabajo, compras, entidades bancarias, cuidado de personas, etc. En esta fase activa desde el 4 de mayo, además, se podrá usar el vehículo para el desplazamiento a establecimientos abiertos con cita previa, además de los nuevos casos indicados como la compra de comida en locales que hayan reanudado la actividad o atención de huertos, entre otros.

OCUPACIÓN: Según las indicaciones publicadas en el BOE del 3 de mayo sobre la limitación de uso en vehículos de hasta nueve plazas, podrán ser usados por dos personas por cada fila de asientos, siempre que utilicen mascarillas y respetando la máxima distancia de seguridad. En transportes públicos de hasta nueve plazas, podrán hacerlo dos personas por fila adicional con respecto al conductor.

En vehículos que por sus características dispongan de una única fila de asientos –furgonetas, vehículos con cabina, etc.–, el máximo será de dos personas.

RANGO DE MOVILIDAD: La circulación seguirá estando restringida al municipio del domicilio.

FASE 1

En función del cumplimiento y la progresión de los indicadores marcados para la fase 1, la instauración de la nueva norma seguirá la limitación de la ocupación de los vehículos privados. Está prevista para el 11 de mayo.

USO: Los mismos anteriormente descritos en la fase 0. Se amplía su uso para desplazarse hasta segundas residencias (dentro de la misma província), alojamientos turísticos, mercados, visitas a familiares o amigos (un máximo de reunión de 10 personas), así como terrazas, actividades agrarias y velatorios con un máximo de 15 personas. Se reanudarán actividades como caza y pesca o las actividades deportivas profesionales o en equipamientos al aire libre, exceptuando piscinas y zonas de agua.
Podrán abrir los comercios de más de 400 metros con espacios acotados en el interior. Museos y centros religiosos no podrán superar un tercio de su capacidad.

OCUPACIÓN: Las personas residentes en un mismo domicilio podrán llenarlo. En el caso de un vehículo privado compartido, podrán usarlo dos personas en diferentes filas de asientos.

RANGO DE MOVILIDAD: Libre circulación dentro de la misma provincia, región sanitaria o isla.

FASE 2

Prevista para el 25 de mayo, siempre según zonas, se dará un gran paso hacia la prevista como “nueva normalidad”, ampliando el ratio de acción de las actividades.

USO: Reapertura de centros comerciales con control de aforo, cines, teatros y espectáculos con butacas preasignadas, así como eventos de menos de 50 personas en lugares cerrados o de menos de 400 personas al aire libre y sentadas. Los lugares de culto podrán albergar un aforo del 50%. También se dará acceso controlado a las playas y al baño. Se eliminarán las franjas horarias, con reuniones de hasta 15 personas.

OCUPACIÓN: Podrán llenar un vehículo todas las personas que residan juntas, manteniendo las medidas de autoprotección. En el caso de un vehículo privado compartido, podrán usarlo dos personas en diferentes filas de asientos.

RANGO DE MOVILIDAD: Libre circulación dentro de la misma provincia, región sanitaria o isla.

FASE 3

Inicialmente prevista para el 8 de junio para algunas zonas. Será la previa a la fase final del desconfinamiento, con el objetivo de flexibilizar al máximo la movilidad general. Se prevé la apertura de todas las actividades, manteniendo siempre las distancias de seguridad.

USO: En esta fase se ampliaran los aforos en los locales, así como la apertura de los comercios minoristas restantes, museos, gimnasios, discotecas, bares nocturnos y centros de ocio con 1/3 de su aforo.

OCUPACIÓN: Podrán llenar un vehículo todas las personas que residan juntas, manteniendo las medidas de autoprotección. En el caso de un vehículo privado compartido, podrán usarlo dos personas en diferentes filas de asientos.

RANGO DE MOVILIDAD: Libre circulación dentro de la provincia, con la posibilidad de visitar otras provincias de la misma comunidad autónoma que estén también en Fase 3.

NUEVA NORMALIDAD

Con una duración mínima de dos semanas por fase (el tiempo de incubación del virus), llegados a este punto se prevé volver a la normalidad. Según calendario estipulado llegaría a partir del 22 de junio, pese a que puede retrasarse según la evolución del virus. Terminarán las restricciones sociales y económicas, manteniéndose la vigilancia epidemiológica y la autoprotección de la ciudadanía. El uso de la mascarilla está recomendado para todas las fases, incluida esta última, tanto en vehículos como a pie.

Incumplir las restricciones de movilidad durante las cuatro fases de desescalada puede acarrear sanciones económicas entre los 600 y los 30.000 €.

ACTUALIZADO: 23 mayo 2020, 11:30h

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *