Un accidente de coche a 100 km/h es como caer desde…

A todos nos cuesta pensar en la posibilidad de sufrir un accidente de coche porque es muy desagradable, pero como conductores habituales todos estamos expuestos a tener un percance inesperado en cualquier momento.

Hay diferentes factores que pueden influir en la magnitud de un siniestro, pero la velocidad inadecuada contribuye decisivamente a que el resultado sea de mayor gravedad.

Has de ser consciente de que a pesar de la percepción subjetiva que puedas tener al circular pongamos a 100 km/h, si tienes un impacto contra un objeto rígido es como si el coche cayera desde una altura de 40 metros. Es decir, es como si el automóvil saltara al vacío desde un edificio de 13 plantas.

Accidente en coche, infografía

Algunos ejemplos pueden ayudar a hacernos una idea concreta de las consecuencias de una colisión de estas características. En la infografía vemos  cómo un impacto a 65 km/h es igual a caer desde 26 metros, los mismos que tiene la Puerta de Brandenburg; a 120 es como hacerlo desde los más alto del Coliseo de Roma, es decir, desde 48 metros; y a 240 km/h representaría un salto desde la punta del Big Ben, a 96 metros.

Respetar los límites

Las estadísticas demuestran que a menudo los conductores superan la velocidad permitida. Es muy importante que respetes los límites indicados porque están puestos por técnicos en función de las condiciones de la vía y del entorno.

Pero es que, en general, con el aumento de la velocidad vas perdiendo capacidad de reacción, por lo que multiplicas las posibilidades de accidente de coche y las consecuencias negativas del posible impacto van aumentando exponencialmente.

Por poner un ejemplo, si conduces a 35 km/h, el ángulo de visión se sitúa en 105º y los primeros detalles quedan fuera de la vista del conductor, pero si vas a 140 km/h se reduce el ángulo de visión a 45º y quedan fuera de la vista detalles importantes para la seguridad.

Las multas

El hecho de no respetar las señales en general y de velocidad en particular supone en primer lugar un riesgo físico innecesario tanto para el conductor como para el resto de ocupantes, pero además las infracciones se pagan, en euros y en puntos del carné. Las sanciones por no respetar los límites de velocidad van de los 100 a los 600 € y la pérdida de puntos llega hasta los 6.

Creatividad: Ferran Morales

Comentarios
  1. thomas

    creo que los datos estan equivocados
    a 26m –> 81km/h
    a 48m –> 110km/h
    a 96m –> 156jm/h
    esos creo que son los correctos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *