Teléfonos (poco) inteligentes al volante

“A teléfonos más inteligentes, conductores más distraídos.” No es una afirmación que defina a una gran mayoría de conductores pero sí indica uno de los principales riesgos de accidentalidad vial en la actualidad. A continuación os contamos dos ejemplos que son buena muestra de ese riesgo.

CASO 1. Mucho más cerca de la inconsciencia que de la distracción tenemos el caso del conductor que se grabó conduciendo desde el asiento del copiloto y subió el vídeo a YouTube. Ante el revuelo social, acabó entregándose a la Policía.

CASO 2. En una autopista de Carolina del Norte (EE. UU.), Courtney Ann Sanford falleció tras salirse de la carretera pocos segundos después de hacerse un selfie y actualizar su estado en Facebook.

Lo que parecen dos casos extremos no hacen más que reflejar la tendencia del creciente uso de los teléfonos móviles por parte de los conductores, impulsado por las numerosas aplicaciones y funcionalidades que incorporan. Unos años atrás, el riesgo de usar el móvil al volante se limitaba a contestar una llamada o escribir un mensaje; hoy, añadimos hacerse un selfie, consultar una red social, seguir una conversación por WhatsApp…

‘Ranking’ de conductores ‘tuiteros’

Un estudio de Ford ponía cifras a la tendencia: uno de cuatro jóvenes europeos se fotografían a sí mismos al volante. Los más aficionados a los selfies mientras conducen son los británicos (un 33% de los encuestados reconocen esta práctica), seguidos de alemanes y franceses (28%), rumanos (27%), italianos (26%), españoles (18%) o belgas (17%).

Otra investigación, realizada por el Instituto de Física Interdisciplinar y Sistemas Complejos (IFISC) de la Universidad de Barcelona, revela a partir de un mapa de ‘tuits’ el elevado uso del Twitter en autopistas y vías ferroviarias. Aunque el estudio no determina si esos tuits fueron enviados por conductores o pasajeros, la claridad con que se dibujan las principales vías de la Península sí muestra el hábito de usar los teléfonos inteligentes durante los desplazamientos.

500_mapa

Mapa de tuits en España, según el estudio del IFISC.

Cinco campos de fútbol en 20 segundos

No se puede más que recordar cómo el uso del móvil al volante se traduce en segundos de distracción y, consecuentemente, en incremento del riesgo de sufrir un accidente. Según datos de Ford, conduciendo un coche a 100 km/h…

  • Teclear un número en el móvil equivale a 7 segundos de distracción, durante los cuales se recorren cuatro piscinas olímpicas.
  • Mandar un mensaje equivale a 10 segundos de distracción y a recorrer 12 pistas de tenis.
  • Hacerse un selfie equivale a 14 segundos de distracción y a dar una vuelta a una pista de atletismo.
  • Atender a las redes sociales equivale a 20 segundos de distracción y a recorrer cinco campos de fútbol.

El uso de los móviles ha puesto todavía más el foco en las distracciones como factor creciente de accidentalidad, por lo que son tema recurrente en numerosas campañas de prevención:

El Reglamento de Circulación prohíbe explícitamente “la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares”. El uso del móvil está penado con una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos del permiso de conducir. Por otra parte, no hay que perder de vista que el infoentretenimiento añade más posibilidades de distracción al conducir, incluso con las manos libres.

En caso de accidente, nunca está de más disponer de un buen seguro para estar bien protegido, aunque la mejor prevención será siempre una actitud prudente y consciente al volante, con el móvil guardado hasta llegar al destino.

No hay respuestas