¿Se prohibirá fumar en el coche?

La prohibición de fumar en el coche es una de esas cuestiones relacionadas con la movilidad que se convierten periódicamente en temas de debate social, como lo fue en su día la prohibición de usar el teléfono móvil o lo son todavía las modificaciones en los límites de velocidad.

Sin embargo, esta cuestión cuenta con la particularidad añadida de que el debate integra dos aspectos de gran impacto: la seguridad vial y la salud. Hasta la fecha, no se ha promulgado en España o Cataluña ninguna normativa que prohíba fumar en el coche ni se ha anunciado una intención definitiva de hacerlo, por lo que –de momento– debemos limitarnos al repaso de la hemeroteca de los últimos meses para ver la posición de las administraciones.

Salud y seguridad vial

El actual debate arrancó en mayo de 2019, cuando la ministra de Salud reconoció que era una de las medidas que se estaban estudiando dentro del plan global contra el tabaquismo. Más contundente se mostró pocos días después la Conselleria de Salut de la Generalitat al afirmar que impulsaría una nueva ley de adicciones para reducir el impacto del consumo del tabaco. Según recogió la Conselleria en su propio Twitter, la prohibición se extendería a «instalaciones deportivas al aire libre, el exterior de las paradas de transporte público y los vehículos privados», una intención corroborada el 8 de octubre de este 2019 en la presentación de una campaña contra el tabaco dirigida a jóvenes.

Como se observa, la prohibición se impulsa principalmente desde los respectivos departamentos de salud. Entonces, ¿qué opinan los responsables de tráfico y seguridad vial? El máximo responsable de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, afirmó que su departamento no estudia esta medida pero que apoyaría cualquier decisión en este sentido por parte de Sanidad. Al tiempo, recordó que fumar al volante es «peligrosísimo».

¿Qué dice la normativa actual?

Ese «peligro» está vinculado principalmente con las distracciones que generan todas las acciones relacionadas con manipular un cigarrillo y un encendedor en el coche, además del riesgo de coger el volante con una sola mano o de la posibilidad que el humo se meta en los ojos. Como hemos dicho, la normativa actual no prohíbe fumar en el coche, pero el artículo 18 del Reglamento General de Circulación recoge que «el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción».

Por este punto, se podría sancionar a un conductor por fumar en el coche, si los agentes consideran que pone en riesgo su propia seguridad o la de los demás. Se trata del mismo supuesto de, por ejemplo, el caso de conducir con chanclas, entre otros.

¿Cómo se prohibiría fumar en el coche?

Las administraciones no han dado pistas sobre cómo se aplicaría una supuesta prohibición, pero sí puede analizarse qué pasa en otros países. La opción más extendida es la prohibición en el caso de que en el vehículo viajen menores. Así sucede, por ejemplo, en Reino Unido, Francia, Australia o algunos estados de Estados Unidos. Algunos añaden, además, la prohibición en el caso de que viajen embarazadas.

En España, la encuesta de 2019 de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) señaló que más de un 86% de personas estaría de acuerdo en la prohibición si viajan menores, un porcentaje nueve puntos superior al registrado en la anterior edición de la encuesta de 2018. Por el contrario, las personas partidarias de prohibirlo en cualquier circunstancia han bajado de un 60,8% a un 54,2%.

El debate sigue abierto…

Comentarios
  1. José manuel

    Hola, buenos días. Muchas gracias por éste artículo. Muy interesante. feliz Miércoles. Chao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *