¿Sabes cómo ahorrar hasta 1.000 euros conduciendo?

¿Sabes cómo ahorrar mucho dinero conduciendo? Pues no bebiendo alcohol antes de sentarte al volante… Valga el recurso sensacionalista —lo reconocemos y asumimos— para volver a alertar sobre uno de los principales factores de riesgo en la seguridad vial.

Pese a los indiscutibles avances en la concienciación de los conductores en la última década, surgen estudios que nos demuestran que todavía queda un largo camino por recorrer en esta cuestión. Recientemente, la Dirección General de Tráfico (DGT) dio a conocer un dato fulminante: cuatro de cada diez conductores fallecidos en 2014 en España dieron positivo en drogas, alcohol o psicofármacos en sangre. Entre los fallecidos, cerca de un 70% dio positivo en consumo de alcohol, según la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

La reforma de la Ley de Tráfico que entró en vigor en mayo de 2014 endureció las sanciones a los conductores reincidentes y a aquellos que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida. De este modo, la tabla de sanciones general es la siguiente:

cómo ahorrar conduciendo bien

Cabe recordar que, en caso de conductores profesionales y noveles, la tasa máxima permitida de alcohol en aire espirado se reduce a 0,15 mg/litro. Por otro lado, los conductores que superen los 0,6 mg/litro en aire incurren en un delito penal, que puede suponer penas de tres a seis meses de prisión, multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad (de 30 a 90 días), así como la retirada del carné de conducir de uno a cuatro años.

¿Sabías que los peatones también están obligados a pasar un control de alcoholemia?

La Ley de Tráfico también especifica la obligación de los conductores a pasar un control de alcoholemia o drogas cuando sean requeridos. Como novedad, extiende esta obligación a todos los usuarios de la vía —peatones incluidos—, en caso de que se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción. No es una broma: el estudio del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses también fija en un 40% el porcentaje de peatones fallecidos que dieron positivo en drogas, alcohol o psicofármacos.

En este sentido, la DGT recuerda algunas de las principales consecuencias que provoca la ingesta de alcohol, tanto en conductores como en peatones: menor percepción o percepción errónea del entorno, pérdida de visión o mayor asunción de riesgos.

Entre los centenares de campañas que alertan de este riesgo vale la pena recordar la lanzada por Mothers Against Drunk Driving (MADD), una asociación estadounidense creada por madres de víctimas de accidentes de tráfico relacionados con el consumo de alcohol. Pese a que tiene ya algunos años, su vigencia es aplastante.

Si tienes dudas sobre el efecto del alcohol en tu cuerpo, vale la pena recuperar el artículo Alcohol y conducción, ¿conocemos nuestros límites? Verás como la percepción de la mayoría de conductores sobre la cantidad de alcohol que podemos ingerir y seguir “controlando” al volante está muy lejos de la realidad…

Creatividad: Ferran Morales

No hay respuestas