RutaRACC: de Manresa a El Miracle

Tags:,

El centro-norte de Cataluña está lleno de localidades con encanto y otras todavía no descubiertas por el turismo masivo. Salimos de ruta con un Kia Niro Hybrid y visitamos esta zona.

Después de haber visitado la capital de la Cataluña Central en la ruta de Montserrat a Berga, volvemos al Bages para dar inicio a la ruta que nos llevará por la zona del centro y norte, desde la provincia de Barcelona a la de Lleida, por carreteras secundarias con poco volumen de tráfico. En esta ocasión usamos un Kia Niro Hybrid, el modelo de bajas emisiones de la marca coreana con un motor de 1.580 cc y 105 cv, acompañado de otro eléctrico de 44 cv, para obtener una potencia total conjunta de 141 cv.

Kia Niro Hybrid

Kia Niro Hybrid

Partimos desde Manresa, donde la basílica gótica de Santa María de la Seu es visita obligada. En esta ocasión nos adentramos en el centro histórico de la villa, donde la plaza Mayor es el epicentro de los actos festivos desde el siglo XI, cuando el mercado empezó a desarrollar la vida económica y social de la ciudad.

Muy cerca, encontramos varios comercios con historia como la Llibrería Roca, la más antigua de España, desde que Pau Roca i Pujol empezó en 1824 a vender los libros que él mismo fabricaba. La Droguería Ferrer (1885) y la barbería antigua son otros comercios remarcables.

La Seu de Manresa

La Seu de Manresa

La calle del Balç, una de las últimas reminiscencias de la época medieval, un enclave ideal para viajar en el tiempo y conocer como era el urbanismo del siglo XIV. Pasear por el centro histórico es uno de los placeres de esta ciudad que en la actualidad tiene 76.000 habitantes.

Camino a Súria

Desde la capital del Bages, subimos en dirección a Súria por la C-55 y enlazando con la C-1410z.
Al lado del río Cardener, encontramos esta pequeña población de 6.000 habitantes, cuyo núcleo antiguo es de obligada visita. El castillo de la localidad, datado del siglo VIII, y la torre del homenaje (s. XII) lo presiden, junto con la iglesia del Roser, de estilo románico (s. XI) –pared con pared con el castillo–, remodelada en 1868.

Plaça Major de Súria

Plaza Major de Súria

La existencia de minas de sal en la zona dio una vital importancia a Súria. De hecho, el nombre proviene del romano Sorisa, que quiere decir blanco, el color de este mineral. El Molino de Cal Planès o la Torre de la Pobla son otros edificios para visitar.

Sant Salvador de Torroella, un ejemplo de vida rural

Conectando de nuevo en la salida con la C-55 en dirección norte, nos topamos con Sant Salvador de Torroella, perteneciente al municipio de Navàs. Este pequeño núcleo rural con encanto, documentado desde el año 966, es un claro ejemplo de la vida en la comarca, con un núcleo formado por masías dispersas.

Además de la iglesia (s. XVII), en la plaza Mayor encontramos la escuela y la vicaría. Cerca, las tumbas medievales de la Viña del Guitarra y la fuente de Torroella.

Sant Salvador de Torroella

Sant Salvador de Torroella

Cardona y la sal

De vuelta al volante del Kia Niro, nos dirigimos a Cardona, donde esta vez, además de la visita de rigor al castillo, conoceremos las minas de sal.

Con más de dos kilómetros de profundidad, los 120 metros exteriores son solo una parte de las minas que un día fueron unas de las más importantes del mundo. La Mina Nieves (1929-1990) forma parte del Parque Cultural de la Montaña de Sal, un equipamiento en el que a través de dos visitas se pretende divulgar la importancia de este elemento. El núcleo antiguo de la villa (s. XI) de estilo medieval tampoco debe perderse.

Minas de sal de Cardona

Minas de sal de Cardona

Desde Cardona, por la C-55 enlazamos con la C-26, para después coger la C-462 en dirección a Sant Llorenç de Morunys, el tramo más largo de esta ruta y dónde pisaremos ya la provincia de Lleida.

Al pie de la sierra del Port del Comte, esta pequeña villa medieval cerrada por el recinto amurallado conserva cuatro de sus portales. Desde el Portal del Canal accedemos en la plaza de la iglesia, donde en el templo de Sant Llorenç (con restos datados de 885) encontramos la portalada del s. XI. En el templo románico de tres naves podremos disfrutar del retablo y del órgano restaurado en 2004, además del impresionante claustro que esconde en su interior.

Pantano de Sant Llorenç de Morunys

Pantano de Sant Llorenç de Morunys

El pantano de la Llosa del Cavall, al lado del pueblo, es un lugar paisajístico que tampoco nos podemos perder.

Cementerio modernista

De bajada en dirección a Solsona, la parada a San Esteve d’Olius es obligatoria, para contemplar el templo románico consagrado en 1079 a petición del conde de Urgell.

A su lado, el cementerio modernista de 1915, obra del arquitecto Bernadí Martorell –influido por Gaudí– sale de la rutina de las construcciones funerarias, con tumbas excavadas en la piedra y panteones modernistas.

Alrededor de la zona, los silos ibéricos datados del año 300 aC donde se almacenaba el grano.

Cementerio Modernista de Sant Esteve d'Òlius

Cementerio modernista de Sant Esteve d’Olius

Solsona, la joya del norte de Lleida

Enlazando con la LV-4241 llegamos a Solsona, donde visitaremos su recinto amurallado del s. XIV. Capital del Solsonès, con 9.000 habitantes, es una de las joyas de la provincia de Lleida.

En el núcleo antiguo encontramos diferentes construcciones como la catedral, los distintos portales góticos, el palacio episcopal o la casa natal del pintor Francesc Ribalta, precursor del estilo tenebrista barroco que posteriormente harían triunfar Velázquez y Zurbarán.

Catedral de Solsona

Catedral de Solsona

La plaza San Juan, presidida por la Font Major es uno de los elementos destacables de este núcleo, del que también visitaremos el Ayuntamiento, el Palau Llovera o la Font de l’Església. El “Quarto dels Gegants” nos enseña la gran tradición de esta villa que se autodenomina “la ciudad de Cataluña con más gigantes y bestiario popular por metro cuadrado”.

El Miracle

Desde Solsona, por la C-75 en dirección sur y enlazando con la LV-3002, llegamos a El Miracle, un santuario de proporciones gigantescas dedicado a la Virgen del Miracle, erigido en el espacio donde la tradición dice que se apareció la Virgen a los pastores Jaume y Celdoni, del Mas de la Cirosa, el 3 de agosto de 1458.

El Miracle, fachada de la iglesia

El Miracle, fachada de la iglesia

Un año después se construía la primera capilla, que en épocas posteriores se fue agrandando para llegar a ser el edificio actual, que contiene el retablo barroco del siglo XVIII de Carles Morató y Antoni Bordons.

La Casa Grande (s. XVI), antiguo alojamiento de peregrinos, la casa de la espiritualidad, las celdas y el monasterio benedictino completan este recinto donde acabamos la ruta con el Kia Niro, un coche híbrido que nos garantiza unos consumos mínimos y unas medidas proporcionadas para un crossover familiar.

La ruta en imágenes

Sigue la ruta en Google Maps

¿Quieres probar el vehículo?

Comentarios
  1. Xavier

    hola, en cuantas horas se hace todo este recorrido ? en un día? visitando todos estos lugares que nombráis, es que me parece interesante este recorrido. y donde comer . gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *