Ruta por las tierras del Ebro

Tags:,

Completamos una ruta familiar con el nuevo Volvo XC90 por la desembocadura del río Ebro. Paisaje indómito y playas salvajes.

Ruta en coche por el Ebro

El río Ebro es el segundo con mayor caudal de la península Ibérica, después del Duero. Un río que desemboca en tierras tarraconenses tras haber atravesado siete comunidades autónomas a lo largo de sus 930 km. Con nacimiento en Fontibre (Cantabria), el Ebro arrastra sedimentos hasta encontrarse con el Mediterráneo, en el que suelta sus aguas, formando uno de los accidentes geográficos más espectaculares de Cataluña. El entorno –entre el Montsià y el Baix Ebre– del Parque Natural es espacio protegido desde 1983. Por ello, para esta ruta hemos escogido un Volvo XC90 D5 Inscription, un suv premium de tracción total y 235 cv, con el que ninguna de las carreteras de la zona se nos podrá resistir.

Sant Carles de la Ràpita

Empezamos la ruta en la parte más meridional del Delta, en Sant Carles de la Ràpita. La población, de casi 15.000 habitantes, disfruta de algunas de las mejores playas del puerto de Els Alfacs, una bahía que forma un lago salado natural que rodea la parte más sureña del Delta.

Sierra del Montsià

En la parte interior, la sierra del Montsià se eleva paralela a la costa, sirviendo de mirador de Sant Carles y de Els Alfacs. La Roca Foradada, a más de 500 metros sobre el nivel del mar, es uno de los emplazamientos más conocidos de la sierra. Como buen pueblo de mar, el paseo marítimo es uno de los puntos neurálgicos en verano y de relax en las épocas más frías.

La lonja y el puerto pesquero también son un buen motivo de visita, unos de los más importantes de la zona sur de Cataluña y del norte de la Comunidad Valenciana.

La cumbre de La Torreta, en que antiguamente se situaba una torre de vigilancia, es un excelente mirador desde el que se puede disfrutar de una de las mejores vistas del Parque Natural del Delta. El Mirador de la Guardiola, como es conocido actualmente, es uno de los pocos puntos panorámicos de la zona.

El centro de interpretación de la “Església Nova” o el Museo de la Mar del Ebro nos adentrará en la historia de esta población y cercanías.

Playa del Trabucador

Saliendo de la población, no podemos dejar de visitar la playa del Trabucador, una de las zonas más desconocidas del Delta del Ebro y con más encanto, desde la cual los más románticos podrán disfrutar de una espectacular puesta de sol que nada tiene que envidiar a la de otros sitios, con los colores del Mediterráneo bañando la costa.

Esta playa, con agua a ambos lados –por un lado Els Alfacs y por el otro el mar–, es una zona muy frecuentada para la práctica de deportes acuáticos, como el kitesurf. El Moll del Trabucador es un sensacional espacio para tomar un refrigerio a la orilla del mar, incluso existe un establecimiento para ello.

Las condiciones de nuestro vehículo son las ideales para llegar a la zona, puesto que modificamos la altura del XC90 poniendo el modo offroad y dejando que la suspensión neumática haga su trabajo.

Isla de Buda

Desde el Trabucador seguimos hacia la Isla de Buda, uno de los espacios más espectaculares del Delta, y a pesar de que su entrada es restringida –por la romería de Sant Pere hay entrada libre-, es una de las reservas más cuidadas y la mayor isla de Cataluña. Pájaros, caballos, eucaliptos y arroz llenan este entorno que se abre como un oasis dentro de esta zona sedimentaria, de 30.00 hectáreas y cinco kilómetros de longitud.

Sant Jaume d’Enveja

Desde la isla, regresamos a Sant Jaume d’Enveja, donde podemos encontrar gran variedad de actividades lúdicas y deportivas: desde largas caminatas a rutas en BTT, pasando por las tres playas del término municipal.

Atravesando el pueblo, cruzamos el majestuoso río Ebro por el moderno puente de Lo Pasador, donde se contempla una de las mejores panorámicas del caudal del río en su desembocadura.

Los atractivos de Deltebre, en la parte norte del Delta, también son muchos, constituyendo las playas uno de los principales reclamos. También rutas en carro o cruceros por el río son algunas de las mejores opciones.

Faro del Fangar

Desde el casco urbano, aprovechando la tracción total de nuestro Volvo, saldremos hasta la Punta del Fangar, la parte más norteña del Delta, con un paisaje idílico en la soledad del faro.

L’Ampolla

L’Ampolla es la última parada de nuestra ruta, donde completaremos los 90 km por el Delta del Ebro y encontraremos uno de los mejores lugares para descansar de un trayecto por caminos y estrechas carreteras comarcales.

En el municipio podemos disfrutar de un buen arroz, el producto más característico de la tierra, con vistas desde el mirador de La Bassa de les Olles, la más pequeña laguna de uno de los parques naturales más increíbles de nuestra tierra.

¿Quieres probar el vehículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *