¿Monovolumen o SUV? ¿Qué escoger?

Comparamos las capacidades del Skoda Kodiaq y del Seat Alhambra y su uso como vehículos familiares.

Nuevos estilos de uso familiar

El uso familiar de los vehículos ha cambiado mucho durando los últimos años con la aparición de nuevos estilos de coches que se adaptan al uso familiar actual. En esta comparativa ponemos frente a frente un monovolumen de estilo tradicional y un SUV, la tendencia más actual en el mercado automovilístico. El último modelo del Seat Alhambra, un referente en el sector de los monovolúmenes, se enfrenta al Skoda Kodiaq, uno de los SUV de referencia en el segmento medio-alto. Los dos con siete plazas y motor gasolina para el Kodiaq y diésel para el de la marca de Martorell.

Monovolúmenes y todo-caminos grandes

El Seat Alhambra es el coche que cuenta con un abanico de experiencia mucho más amplio en el mercado, en el que evoluciona desde 1996. Fabricado bajo la premisa del ‘rebadging’, existen dos modelos iguales, que solo cambian la marca: el Volkswagen Sharan y el Ford Galaxy. Perteneciente al segmento D, el Alhambra sigue siendo uno de los referentes en el ámbito de los monovolúmenes grandes, en el que, además de con sus dos hermanos, comparte protagonismo con el Ford S-Max y el Renault Space.

El Skoda Kodiaq fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 2016 como vehículo de producción, siendo el primer SUV del segmento D de la marca. Montado sobre la plataforma MQB del Grupo VAG –compartida, entre otros, con el Seat Ateca, el Audi Q3 y el Volkswagen Tiguan–, el Kodiaq ha llenado el vacío existente en la gama de la marca checa en materia de todo-caminos grandes. La creciente demanda de los últimos años de este tipo de vehículos ha conseguido mejorarlos y contenerlos –tanto en medidas como en prestaciones–, comparándolos con los primeros coches de este sector.

Todoterreno simplificados

Lejos de las modas norteamericanas, impulsoras hace unas décadas de desmesurados Sport Utility Vehicle (SUV), en el mercado europeo la aparición de estos todoterreno simplificados ha cambiado totalmente la percepción del comprador, que ha dejado atrás las berlinas y los monovolúmenes, cambiando a la comodidad de un vehículo amplio, alto y de consumos más contenidos que los de un tradicional 4×4.

Esta moda también ha propiciado la aparición de SUV en els sectors B y C, como pueden ser el Seat Arona o el BMW X3, versiones ampliadas del Seat Ibiza o del Serie 3.

Dos modelos parecidos

Las dos marcas, asociadas bajo el paraguas del grupo Volkswagen, no se diferencian mucho en cuestión de medida, puesto que hablamos de dos vehículos prácticamente de la misma longitud, con 4.706 mm el Kodiaq y 4.854 mm el Alhambra, diferencia que no influye en el uso cotidiano. Además, los dos vehículos probados vienen equipados con las últimas tendencias en ayudas al aparcamiento: cámaras de visión de 360 grados y visión posterior, por lo que se minimiza el problema de la medida en el momento de realizar maniobras difíciles o aparcamientos.

El Kodiaq equipa un motor de 1.984 cc de 180 cv, tracción total y caja automática DSG de siete velocidades, mientras que el Alhambra monta un 1.968 cc de 184 cv de tracción delantera y cambio DSG de seis velocidades.

Con prestaciones muy parecidas, como es obvio, el consumo es más elevado en la versión gasolina del SUV checo, con un consumo homologado declarado en el ciclo combinado de 7,4 litros, mientras que el Alhambra consume 5,3. En condiciones de conducción normales, estos son algo más elevados, a pesar de que la mecánica diésel sigue siendo más efectiva en este ámbito.

Factores decisivos en la compra

Uno de los factores de decisión principales para optar a la compra de uno u otro modelo debería ser la necesidad de amplitud interior de los dos contendientes.

Mientras que el Alhambra es un siete plazas amplio, es en esta faceta en que el Kodiaq se queda atrás respecto a su rival, puesto que el Seat permite siete plazas reales –en las que pueden viajar cómodamente siete adultos– mientras que en el Skoda, las dos del maletero llegan a ser testimoniales, con un espacio más adecuado para niños que para adultos.

Con una misma distribución 2-3-2, ambos vehículos cumplen con el requerimiento, pero es en el Alhambra donde los siete asientos individuales permiten el montaje de sillitas infantiles con más amplitud. La banqueta posterior del SUV queda más estrecha y deja menos espacio para el resto de los acompañantes.

Con 1.904 mm, el Alhambra supera al Kodiaq (1.882) en anchura, unas medidas que a pesar de ser mínimas, cómo en el caso de la longitud, sí que tienen impacto sobre la habitabilidad interior. Incluso la altura (1.720 del Alhambra y 1.676 del Kodiaq) favorece según la altura de conductor y acompañantes. Aún así, un conductor tipo de 1,80 m no tendrá ningún tipo de problema en ninguno de los dos vehículos.

La capacidad del maletero del Alhambra es de 885 litros con cinco plazas, bajando a 300 con siete plazas, mientras que en el Kodiaq es de 720 litros con cinco y 270 con siete.

Es en las vías rápidas donde el Alhambra se muestra más versátil y cómodo, con un coeficiente aerodinámico de solo 0,29 cx, mientras que el Kodiaq (0,34 cx) se desenvuelve mejor por carreteras reviradas, estrechas o con el firme en mal estado.

La tracción total del Skoda lo hace ideal para circular por caminos de tierra, puesto que la efectividad del 4motion del grupo VAG es indiscutible.

Los dos vehículos vienen equipados con cambio automático Direct Shift Gearbox (DSG), uno de los puntos fuertes de los dos modelos, puesto que el cambio de doble embrague ideado por Volkswagen –el Golf IV R32 fue el primero en equiparlo de serie– es uno de los más eficientes del mercado. Esta opción hará que nos olvidemos de las levas del volante, puesto que los modos de conducción harán el resto.

La elección de un modelo u otro será difícil, puesto que el precio de los dos coches analizados (41.910 € el Kodiaq y 42.190 € el Alhambra) tampoco es un factor determinante. Por la similitud en los dos conceptos de coche, el componente emocional, el diseño, el tipo de uso o la moda vigente serán factores que el usuario tendrá que poner en la balanza para decidir cuál de los dos modelos se adapta más a sus necesidades.

Seat Alhambra en imágenes

Skoda Kodiaq en imágenes

¿Quieres probar alguno de los vehículos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *